Covid 19

Por brote de covid-19, mueren tres monjas y una anciana en la casa hogar María Asunta

En el inmueble ubicado en la colonia Tepeyac, el contagio se ha extendido a 15 mujeres residentes, pero también a otras 10 monjas y 12 trabajadores del lugar, en un momento crítico de la pandemia en Guanajuato.
miércoles, 27 de enero de 2021

LEÓN, Gto. (apro).- Tres monjas y una anciana de la casa hogar María Asunta fallecieron de covid-19 tras un brote que surgió en los últimos días de diciembre y que pone en riesgo a 64 mujeres que se encuentran albergadas en ese lugar.

“Ha sido un desquiciamiento. Desde que empezó la pandemia hasta el 31 de diciembre estuvimos bien. El 31 de diciembre se infectó la enfermera, una hermana, e infectó a todo el mundo”, dijo la religiosa Celia María, representante legal del Patronato de Asistencia a la Ancianidad Desvalida, que se hace cargo de la casa hogar.

En el inmueble ubicado en la colonia Tepeyac, el contagio se ha extendido a 15 mujeres residentes, pero también a otras 10 monjas y 12 trabajadores del lugar, en un momento crítico de la pandemia en Guanajuato.

Desde el pasado 25 de diciembre la entidad retrocedió al semáforo rojo y así se mantendrá al menos hasta el 31 de enero. Ya se rebasaron los 105 mil casos de covid-19 acumulados, mientras que 7 mil 739 personas han perdido la vida.

“Estamos la mitad del personal, la otra mitad está en sus casas encerrada y los enfermos han aumentado. A las abuelitas que no están contagiadas las tenemos en sus cuartos todo el día porque no podemos andar detrás de todas”, así describió la situación la hermana Celia María. Hasta ahora sólo seis monjas se mantienen libres de covid-19.
    
Públicamente la mujer pidió la ayuda de autoridades y particulares, principalmente overoles para el poco personal que atiende la casa-hogar.
    
“Hay que proteger al personal que está trabajando, (también necesitamos) productos de limpieza”, apuntó.

La representante legal del patronato explicó las dificultades que han enfrentado para el suministro de oxígeno: “Tenemos un problema, tenemos cuatro condensadores y un cilindro, y cada vez que se nos acaba hay que hacer la peregrinación como todo el mundo; es toda la mañana o toda la tarde, y cuando llegamos ya se acabó. La estamos pasando difícil”.

Pero, además de todo eso, algunos benefactores de la casa hogar para ancianas han retirado su apoyo por la situación económica que enfrentan, y otros más han fallecido a consecuencia del coronavirus.

Celia María reconoció que han recibido ayuda de otras personas “que están dando lo que no tienen”, pero se siguen necesitando los overoles de protección.        
        
 

Datos de la Secretaría de Salud

 

Un reporte de la Jurisdicción Sanitaria de la Secretaría de Salud del estado, solicitado por la reportera, refiere que fue informada sobre el contagio en la casa hogar hasta el 11 de enero, cuando había ya cinco casos positivos de covid-19.

La Jurisdicción confirmó que fue una de las religiosas la primera en contagiarse, a fines de diciembre. Sin embargo, la prueba le fue efectuada hasta el 7 de enero. Su condición empeoró y el 9 fue trasladada al hospital comunitario en Las Joyas, donde falleció el sábado 16.

El 6 de enero otras ancianas residentes comenzaron a presentar síntomas y el 11 confirmaron cinco casos mediante pruebas solicitadas a un hospital particular. Fue entonces cuando se dio aviso a la Jurisdicción sanitaria, cuyo personal acudió al albergue para tomar muestras entre el 12 y el 14 de enero.

El 18 se reservaron varias citas para que acudiera al Hospital Covid en León para realizar más pruebas.

Según el informe, las encargadas señalaron que “durante todo este tiempo residentes de casa hogar son valorados por médicos contratados por familiares de abuelas”, cada cinco o seis días en los casos graves, mientras que un médico contratado por el patronato acude cada semana a revisar a las religiosas contagiadas.

El 25 de enero, personal de la Dirección de Regulación Sanitaria también acudió a realizar una visita de verificación, aunque no se dio a conocer la evaluación.

“La población expuesta es de 64 personas (en un) rango de edad de 35 a 95 años”, indicaron las autoridades de salud.

Comentarios