AMLO

"Vamos a reconstruir. No nos vamos a dejar", dicen opositores a AMLO en el Zócalo

Manifestantes desalojados del Zócalo aseguraron que volverán a construir su campamento para exigir la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador
sábado, 30 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Las voces de los manifestantes desalojados anoche del Zócalo, que hasta los del Frente AntiAMLO (Frena) llama “infiltrados y vividores”, son de furia:

– Destruyeron más del 50% del campamento.

– ¡Pero ahorita lo volvemos a armar, chingao!

Un video de los manifestantes que desde el 19 de septiembre se instalaron en tiendas de campaña en el Zócalo para exigir la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador muestra un reguero de sillas, mesas y hasta utensilios médicos sobre la superficie de concreto.

“Aquí teníamos el área de covid, el hospital”, dice la voz mientras videograba los estragos del desalojo que realizaron, después de las 21:30 de la noche de este viernes, trabajadores del gobierno de la Ciudad de México que encabeza Claudia Sheimbaum.

“Para que sigan votando por Sheimbaum, por Andrés Manuel… No quedó nada, cobijas tiradas, gracias a Andrés Manuel por su gobierno represor, gracias a Olga (Sánchez Cordero), gracias a Sheimbaum”, insiste la voz que no escatima calificativos contra el presidente de México.

“Como todos los cobardes, como todo gobierno populista, a las nueve y media de la noche llegaron, sin previo aviso y así es como los gobiernos actúan”, sigue la voz, mientras se ve a trabajadores con overoles verdes suben la basura a camiones.

–¡Cobardes de mierda! –se oye otra voz.

Según el parte del gobierno de Sheimbaum, una “tarjeta informativa”, retiró 150 casas de campaña del “Campamento México”, con el fin de “garantizar medidas sanitarias y prevenir contagios por coronavirus, así como evitar la estancia de personas en situación de calle o posibles conflictos dentro del campamento”.

Videos grabados por los propios manifestabtes muestran la llegada de trabajadores del gobierno capitalino que procedieron a retirar las casas de capaña instaladas en la parte poniente del Zócalo y, según las autoridades, “no se retiró a ninguna persona que estuviera pernoctando en el lugar”.

Según el gobierno de Sheimbaum, los integrantes del Campamento México respondieron de forma violenta con extintores, gas lacrimógeno y palos contra los trabajadores de servicios urbanos.

“Para tratar de defendernos se activaron los extintores, (pero) no hubo de nuestra parte golpes hacia ellos, de ellos hacia nosotros sí”, dijo uno de los manifestantes.

No eran muchos de éstos. Proceden de Chihuahua, Tabasco y de la propia Ciudad de México, se quedaron solos después de que su dirigente, el regiomontano Gilberto Lozano, decidió alejarse del campamento que no logró su propósito de hacer renunciar a López Obrador.

Hasta el radical Lozano puso distancia de los que se quedaron, según lo comunicó, el 15 de noviembre, mediante la cuenta oficial de Twitter de Frena:

“Frena se deslinda de cualquier altercado, o delito en zócalo CDMX. Reales integrantes SE RETIRARON. Conjuramos deseo de AMLO de atacar integridad a nuestro Campamento por Justicia. Dejamos su caballo de TROYA, infiltrados y vividores SOLOS. NO son FRENA”.

Sobre el Zócalo, que amaneció cerrado y vigilado por el gobierno de Sheimbaum, quedaron varios de los manifestantes, iracundos por el desaljo:

“Vamos a reconstruir. No nos vamos a dejar. Nosotros somos un movimiento pacífico. No vamos a caer en las provocaciones del imécil seudopresidente Andrés Manuel López Obrador. Son unos cobardes”.

Más de

Comentarios