Jalisco

Por usurpación de profesión y "desaparecer" croquetas denuncian a funcionario de Guadalajara

A pesar que solo tiene una carta de pasante de la generación 2005, Emanuel Alfonso Carreño Preciado ha firmado diversos oficios como “L.C.P.”, Licenciado en Contaduría Pública.
lunes, 4 de enero de 2021

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Por usurpación de profesión, por la “desaparición” de tres toneladas de croquetas, y el pago a sobreprecio en el servicio de recolección y destino final de desechos cárnicos -cada perro o gato debió pesar en promedio 200 kilos- se denunció al administrador de la Dirección de Protección Animal de Guadalajara, Emanuel Alfonso Carreño Preciado.

En la denuncia que se presentó el 21 de diciembre ante la delegación de Fiscalía General de la República (FGR) en contra Carreño, se detalla que se donaron tres toneladas de croquetas para los perros que van a sacrificar en el antirrábico, pero desaparecieron. Además, el funcionario amenazó a la donadora del alimento para perro.

En la misma querella se menciona que mediante una solicitud de transparencia se respondió que Emanuel Carreño solo tiene una carta de pasante de la generación 2005. A pesar de no contar con un título ha firmado diversos oficios como “L.C.P.”, Licenciado en Contaduría Pública.

También, se realizó una búsqueda en la dirección de profesiones del estado y federal, y en ninguna existe ningún registro de cédula a nombre del funcionario tapatío.

El artículo 250 del Código Penal Federal establece que se sancionará con prisión de uno a seis año y multa de 100 a 300 días a quien “sin tener el título profesional o autorización para ejercer alguna profesión reglamentada (…) se atribuya el carácter del profesionista”.

La quejosa solicitó a la autoridad se abra una investigación, se realicen las pruebas periciales y, en caso de existir alguno de los delitos señalados, se efectúe el proceso correspondiente y se le sancione.

Pago a sobreprecio

Durante la pasada administración de Guadalajara, que encabezó Enrique Alfaro, así como la presente a cargo de Ismael del Toro, se ha pagado a sobreprecio a la empresa Ecotecnia Ambiental, S. A. de C.V. por la recolección de residuos cárnicos del antirrábico.

Muestra de ello es que en el contrato que firmaron el alcalde Del Toro, así como otros de sus funcionarios de primer nivel, se estipula que se pagará a dicha compañía casi 183 mil pesos por la recolección de 18 mil 300 kilos de desechos cárnicos, en el periodo de octubre a diciembre de 2018.

Sin embargo, al solicitar mediante transparencia cuántos perros, gatos, cerdos o cualquier otro animal que tuvieron bajo resguardo en el centro de control animal o cualquier dependencia a cargo de la Dirección de Protección Animal de Guadalajara, de octubre a diciembre de 2018, respondieron que fueron 108 perros y tres gatos. Esto representaría que cada animal tendría que haber pesado un promedio de 165 kilos.

De enero a junio de 2019, a la empresa se le pagó un total de 522 mil pesos por recolectar y dar destino final a casi 30 mil kilos de desechos cárnicos. No obstante, según una respuesta obtenida por transparencia, en ese periodo se sacrificaron a 178 perros y 9 gatos, eso significaría que cada uno habría pesado 160 kilos.

A la empresa, según la página de transparencia, se le ha pagado del 2016 al 2019, un total de 2 millones 705 mil 957 pesos, por recolectar y dar destino final a 185 mil 474 kilos de desechos cárnicos.

Más de

Comentarios