Instituto Federal de Telecomunicaciones

Desaparecer a autónomos es debilitar al Estado, responde IFT a AMLO

Uno de los argumentos del presidente para anunciar su desaparición y que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes absorba sus funciones es la austeridad.
viernes, 8 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La amenaza del presidente Andrés Manuel López Obrador de desaparecer los órganos autónomos, ya tuvo la respuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que le recordó que su existencia se debe a una demanda social de más de dos décadas en materia de telecomunicaciones y que desaparecer o minar su autonomía “es debilitar al Estado mexicano, su especialización y rigor técnico”.

En un comunicado difundido este viernes, el IFT señaló que eliminar al Instituto representa “un retroceso en la construcción de la democracia en nuestro país”.

Además, le recordó al presidente que ello implicaría reformas tanto a nivel constitucional como en el mismo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en el que la independencia del regulador de las telecomunicaciones fue pactada por el Estado Mexicano en su capítulo 18.

“Ahí se establece la autonomía que este órgano regulador debe tener frente al Poder Ejecutivo”, señaló el IFT.

El regulador aseguró que desde 2013, la autonomía constitucional del IFT ha sido fundamental “para garantizar que la toma de decisiones esté basada exclusivamente en la especialización técnica, ajena a intereses económicos y políticos".

“Es también consecuente con las mejores prácticas internacionales y la recomendación de organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) para asegurar una competencia justa y transparente en ambos sectores”, señala el organismo autónomo.

El IFT apuntó que esto permitió que quedara atrás la época de los trámites de “doble ventanilla”, el papel de juez y parte, y la discrecionalidad en el otorgamiento de concesiones para dar paso a la participación de nuevos competidores en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Uno de los argumentos del presidente para anunciar su desaparición y que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes absorba sus funciones es la austeridad, por lo que el IFT se defendió con el argumento de que, desde su creación, su presupuesto ha mantenido una tendencia a la baja del 38.2% durante el periodo 2014-2020.

De hecho, este año, tendrá recursos por el orden de mil 510 millones de pesos, mientras, que, recordó, por la revisión y cobro de uso de frecuencias de espectro radioeléctrico, aprovechamientos y trámites, ingresó a la Tesorería de la Federación (TESOFE) más de 23 mil millones de pesos, de enero a septiembre de 2020.

“En tan solo 7 años desde su creación, las diversas acciones regulatorias a cargo del IFT se han traducido en un beneficio cuantificable para los usuarios de poco más de 540 mil millones de pesos. Esto significa que, por cada peso que se destina al Instituto para su operación, la labor de este órgano regulador genera 47 pesos de beneficios a la sociedad mexicana”, aseguró.

Comentarios