Coronavirus

Gobierno federal prolonga hasta el 30 de abril el trabajo a distancia

La Secretaría de la Función Pública extendió por cuatro meses la modalidad de trabajo a distancia para la mayor parte de los servidores públicos; la medida se implementó por primera vez el 23 de marzo de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Frente a la intensa propagación de covid-19 en las principales ciudades del país, la Secretaría de la Función Pública (SFP) anunció que se prolonga hasta el próximo 30 de abril la modalidad de trabajo a distancia para la mayor parte de los servidores públicos, a excepción de los que realicen actividades esenciales.

La medida entró en vigor por primera vez el 23 de marzo de 2020, pero ante la continuación de la pandemia fue ampliada en julio y luego en septiembre. La ampliación anunciada hoy por Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, titular de la SFP, implica que la pandemia de covid-19 ha llevado a la administración pública federal a trabajar en “home office” durante más de un año.

Sandoval adelantó el contenido del decreto que ampliará el plazo de trabajo a distancia y que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) --en plena aceleración de los contagios detonada por las fiestas de fines de año-- el mismo día en que la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, indicó que la Ciudad de México y la Zona Metropolitana permanecerán con semáforo epidemiológico rojo en las siguientes dos semanas.

De acuerdo con el proyecto, “el mapa del semáforo epidemiológico del 6 de enero de 2021, emitido por la Secretaría de Salud, refleja una situación de riesgo máximo en cinco entidades federativas, incluida la Ciudad de México, lo que incide a tomar medidas que coadyuven a reducir la probabilidad de incrementos en otras zonas del territorio nacional”.

Por eso, agregó, la Administración Pública Federal (APF) está obligada a mantener sus operaciones en consonancia con la política de sana distancia y reducción de movilidad, poniendo énfasis en el trabajo a distancia y la prevalencia en la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones, así como el máximo aprovechamiento de las capacidades productivas de capital humano y financiero del sector público, en los casos que sea materialmente posible y no se vea alterado el debido cumplimiento de las funciones.

Las medidas de aplicarán para el primer cuatrimestre de 2021 a los burócratas, en todos los casos que sea posible, y de manera obligatoria para adultos mayores de 60 años, personas con discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedad pulmonar, hepática, metabólica, obesidad mórbida, insuficiencia renal, lupus, cáncer y cardiaca, entre otras.

El personal que deba asistir a sus oficinas podrá hacerlo de manera alternada y con horarios escalonados, siguiendo las medidas sanitarias correspondientes.

Asimismo, instruye “el uso de tecnologías de información y comunicación para la realización de sesiones y reuniones de trabajo, acciones de capacitación y similares, a efecto de minimizar el traslado, contacto y riesgo entre las personas servidoras públicas”.

Como en las otras ocasiones quedan excluidas de estas medidas las secretarías de Salud, Defensa Nacional, Marina, Seguridad y Protección Ciudadana, el Servicio de Protección Federal y la Guardia Nacional, así como el Servicio Exterior Mexicano y los institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, los Institutos Nacionales de Salud y Alta Especialidad y demás instituciones que prestan o están relacionados con los servicios de salud, protección civil y los que realicen actividades esenciales.

Comentarios