migrantes

Episcopado Mexicano pide a la 4T abandonar represión contra migrantes

Aseguraron que la Iglesia católica seguirá extendiendo su mano al gobierno con la finalidad de apoyar a la población migrante, pues finalmente "todos somos hermanos e hijos de Dios".
jueves, 14 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó al gobierno de la Cuarta Transformación para que, en su política migratoria, abandone la represión contra las personas migrantes y respete en cambio sus derechos humanos.      

En el marco del Encuentro Nacional de coordinadores de la Pastoral de la Movilidad Humana, de la CEM, se llegó a la siguiente conclusión:

“Con tristeza vemos que la actual política migratoria del gobierno de México ha recrudecido sus acciones de contención a los flujos migratorios, y se aleja cada vez más de una visión humanitaria para la atención integral de las personas en contexto de migración, lo que ha derivado en violaciones a los derechos humanos de estas personas: secuestros, desapariciones forzadas, homicidios, detenciones ilegales, hacinamientos, por mencionar algunos”.

La CEM --órgano que aglutina a los alrededor de 150 obispos del país-- también consideró que el gobierno de la Cuarta Transformación no asume su responsabilidad de proteger los derechos humanos de esta población en situación de vulnerabilidad.

“Lamentablemente, el gobierno de México ha delegado a las Casas de Migrantes de la Iglesia Católica, de otras Iglesias y de la sociedad en general, la responsabilidad de atender a las personas en contexto de migración, y ha sido omiso en cumplir con el mandato de promover y defender los derechos humanos de todas las personas, sin importar su nacionalidad, credo religioso o situación migratoria, establecido en el artículo primero de nuestra Constitución Política”, señaló.

Y por último, indicó que la Iglesia católica seguirá extendiendo su mano al gobierno de México con la finalidad de apoyar a la población migrante, pues finalmente todos somos hermanos e hijos de Dios, por lo que no deben dividirnos ni fronteras ni prejuicios.

Comentarios