migrantes

Ayuntamiento pide ayuda para regularizar a 600 haitianos varados en Acuña

El ayuntamiento colabora con el cuidado de los migrantes procedentes de Haití con la vigilancia perimetral en el refugio, por parte de elementos de Seguridad Pública que hace rondines, mientras otros trabajadores municipales atienden las necesidades que pueden solventar.
lunes, 18 de octubre de 2021

SALTILLO, Coah. (apro).- El ayuntamiento de Acuña pidió a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) que regularice la permanencia legal de 600 haitianos varados en esta frontera, quienes aún se encuentran en situación migratoria indefinida.

El alcalde de Acuña, Roberto de los Santos Vázquez, exigió al gobierno federal que intervenga y se encargue de los migrantes, porque la ayuda que dan la sociedad civil y el ayuntamiento --apuntó-- es insuficiente.

De los Santos recordó que firmó un convenio de colaboración con personal de los Grupos Beta, del Instituto Nacional de Migración (INM), para que a través de la Comar se acelerara el proceso de atención a los caribeños que se encuentran en el municipio, en espera de cruzar a Estados Unidos para pedir asilo.

Luego de que miles estuvieron hacinados bajo el puente vehicular que une a esta ciudad con la texana Del Río, dijo, los migrantes fueron reinstalados desde el 24 de septiembre en la Estancia Transitoria para personas en Situación de Movilidad, en Acuña, mientras la Secretaría de Gobernación determina su situación en el país como refugiados o residentes.

Inicialmente, con la atención mediática, hubo un respaldo significativo de la sociedad civil que dio ayuda a los visitantes, pero cuando se fueron “cámaras y reflectores” el apoyo bajó considerablemente, abundó.

“Nosotros estaremos atentos para ver qué necesidades podemos solventar. Una vez que la Comar lo determine, nuestro personal de Salud se abocará a la práctica de la certificación de las personas”, destacó el alcalde.

Por ahora, sostuvo, el ayuntamiento colabora con el cuidado de los migrantes procedentes de Haití con la vigilancia perimetral en el refugio, por parte de elementos de Seguridad Pública que hace rondines, mientras otros trabajadores municipales atienden las necesidades que pueden solventar.

Sin embargo, formalmente todas estas personas se encuentran bajo el cuidado del INM, como se acordó en la mesa de seguridad instalada el pasado viernes 8 entre los tres órdenes de gobierno para atender el problema migratorio.

 

Comentarios