AICM

El empresario agredido en el AICM fue "cazado" durante un mes

Las autoridades hallaron diversas cantidades de droga, además de fotografías de la víctima y dispositivos electrónicos como GPS y teléfonos celulares donde tenían identificadas al menos cuatro rutas que seguía el hombre de negocios
lunes, 18 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los criminales, presuntos integrantes de La Unión Tepito, que atentaron contra el empresario restaurantero Eduardo Beaven Magaña cerca del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el pasado viernes, llevaban al menos un mes estudiando sus movimientos en la Ciudad de México y en Cancún, Quintana Roo.

La célula presuntamente liderada Yanik “N”, alias “El Alemán”, supuesto líder de una célula de La Unión Tepito, detenido el domingo pasado, habría cobrado más de 2 millones de pesos por “hacer el jale”, de acuerdo con una nota del diario El Universal

Eso le iban a pagar a Donovan “N”, el joven que murió tras ser baleado y arrollado por la camioneta del empresario que conducía uno de sus escoltas; su acompañante, quien aparentemente resultó ileso, huyó del lugar.

Esos son los primeros avances en la investigación de la policía capitalina, tras la captura del sujeto y otras tres personas en operativos apoyados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Policía de Investigación con elementos de la Secretaría de Marina en las alcaldías Benito Juárez, Cuauhtémoc e Iztacalco, el fin de semana pasado. 

En esos lugares, las autoridades hallaron diversas cantidades de droga, además de fotografías de la víctima y dispositivos electrónicos como GPS y teléfonos celulares donde tenían identificadas al menos cuatro rutas que seguía el hombre de negocios. Se trata de los caminos que Beaven usaba comúnmente para asistir a reuniones, comidas o con su familia y su círculo cercano.         

Las autoridades podrían descartar que el móvil del atentado haya sido extorsión o robo. Por el contrario, siguen la hipótesis de que fue un ataque directo relacionado “con las actividades del empresario”, quien estaba por abrir este mes 15 restaurantes en la zona turística de Cancún, de acuerdo con la nota en cuestión.

“Un caso especial”: Sheinbaum

Este lunes la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, adelantó sobre la investigación: “el caso, hasta donde sabemos –obviamente tiene que intervenir la Fiscalía–, no tuvo que ver con extorsión a esta persona o robo, sino que tuvo que ver con otro tema, directamente involucrado esta persona”.

Cuestionada en conferencia sobre el tema, aclaró: “No lo estoy acusando a él, ni mucho menos, sino que es un caso especial, digámoslo así, no tuvo que ver con extorsión a grupos restauranteros o algo de ese tipo en la ciudad”.

La mandataria recordó que, por protección de la víctima y de la investigación, “ya tendrá que ser la Fiscalía quien informe. Digo, lo más importante aquí es que hubo detenidos muy rápido”.

(Con información de Sara Pantoja)

Comentarios