Videojuegos

Así engancharon a menores en el videojuego Free Fire; el gobierno presenta decálogo para Nintendo

Este es el modus operandi de criminales que contactaron a videojugadores en Oaxaca para ofrecerles trabajo como "halcones", de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana.
miércoles, 20 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó este miércoles un decálogo de recomendaciones y acciones conjuntas entre gobierno, familia y sociedad para practicar videojuegos, los que fueron definidos como un nuevo reto en seguridad.

“Vamos a enviar un mensaje a las familias, madres, padres, a los niños, a los adolescentes, sobre el riesgo de los juegos electrónicos, del Nintendo, todo esto que resulta muy violento y que, sin duda afecta, daña. Vamos a hacer una presentación sobre esto”, anunció el mandatario al inicio de su conferencia mañanera.

Desde luego, dijo López Obrador, “somos libres, prohibido prohibir. Lo mejor de todo es autolimitarnos, que todos actuemos de manera responsable”, al señalar que es necesario tener cuidado y dedicar más tiempo a las niñas, niños y adolescentes “y no dejarlos con los aparatos prendidos, con estos juegos que están diseñados para entretenerlos, pero no necesariamente son buenos los contenidos”.

La conferencia mañanera, que estuvo dedicada al tema de seguridad, destacó por la presentación del subsecretario Ricardo Mejía Berdeja sobre el caso de tres menores de Oaxaca aficionados al videojuego Free Fire y que fueron “enganchados” por delincuentes.

Los tres menores de entre 11 y 14 años de edad, originarios de Tlacolula de Matamoros, fueron rescatados en Santa Lucía del Camino en Oaxaca, el 9 de octubre. Sus familiares los habían reportado como no localizados.

Mejía Berdeja detalló que, en este caso de Free Fire, el ‘Menor 1’ en agosto de este año comenzó una amistad con un usuario que se nombraba Rafael.

“El criminal y el menor desde agosto se conocen a través de este juego y el criminal aprovecha para realizar el acercamiento, pueden fingir que son de la misma edad, que tienen la misma afinidad y de esa manera el menor agrega a la lista de amigos de Facebook la cuenta del perfil de esta persona, a quien la llama Rafael.

“Con posterioridad, y después de días de relación, el menor le proporciona su número celular al criminal para continuar en contacto y lo registra con el nombre de ‘Moreno V1’. De esta manera, ‘Moreno’ y ‘Menor’ a través de Facebook y WhatsApp, ya después de estar en el videojuego, siguen manteniendo la comunicación y el criminal le ofrece trabajar en Monterrey para permanecer en un cerro checando frecuencias de radio y avisar si hay presencia policial, es decir, lo que se conoce como ‘halcón’.

“Para tal efecto, le ofrecen ocho mil pesos quincenales, ya que le gustaban mucho las armas y ganaría mucho dinero”, narró Mejía Berdeja.

El menor acepta la oferta y acuerda en seguir en comunicación. “Y en su escuela a dos compañeros, ‘Menor 2’ y ‘Menor 3’ los invita también, acceden y finalmente ‘Menor 1’ le dice al criminal que sus dos compañeros también quieren hacer las mismas actividades y también quieren el mismo pago”.

Ya en el mundo real, “‘Moreno’, el criminal, le dice que contacte a una femenina de nombre Miriam ‘N’. Cuidamos la identidad por el tema del debido proceso. Se encuentra con ella y otra mujer en la terminal ADO de Oaxaca, le entregan como adelanto dinero el día 4 de octubre y le dice que son para sus gastos de viaje”.

Con posterioridad, continúa el funcionario, ya el día 8 aceptan realizar el viaje el 9 de octubre.

“Los tres menores se trasladan el 9 de Tlacolula a Oaxaca y el criminal le da indicaciones de encontrarse con Miriam quien los encuentra afuera de la terminal de autobuses”.

Con identidades CURP falsas compran boletos y los trasladan a una dirección en Santa Lucía del Camino, que es conurbado de Oaxaca, ya ahí los resguardan, aseguró Mejía Berdeja.

“A través de un trabajo de inteligencia y de un usuario simulado se logra entrar también al juego Free Fire, porque estaban jugando, se puede rastrear la ubicación y es cuando elementos de la fiscalía y la policía rescatan a los menores y detienen a Miriam que, como decíamos, ya está vinculada a proceso penal”,

Mejía Berdeja precisa que este caso que fue en un video juego celular, pero también esto se hace a través de las consolas de PlayStation, XBox o Nintendo o Switch.

“Hay juegos, que ahorita vamos a platicar, donde también desde el anonimato sujetos entran en relación a través de internet, porque pueden jugar por internet, y empiezan este proceso de comunicación, de persuasión, de reclutamiento, como también se ha visto en algunas redes como TikTok e Instagram, de tal suerte que socializan con delincuentes, se hace apología del delito y la violencia y acaba en tragedias. Esto lo han documentado también algunos periodistas”, continuó.

El modus operandi es que el reclutador aparenta ser un joven, les hace llegar invitaciones privadas de madrugada o cuando están los padres trabajando, cuando hay una falta de vigilancia adecuada y los empiezan a invitar cuando ven que tiene interés por este tipo de juegos, por las armas, por la adrenalina y los van llevando paulatinamente a través de la comunicación.

“No usan palabras directas como ‘narco’, ‘cártel’ o ‘sicario’, pero empiezan a recurrir a siglas de grupos criminales por todos conocidos como ‘CJNG’, ‘CDN’, sicari0s -con un cero- o ‘c4rt3l’, con números y letras, y otras variantes”, detalló.

“Evidentemente esta gente sabe de computación, sabe de tecnologías y sabe librar algunos algoritmos que a veces utilizan consolas de Xbox o de PlayStation.-

“Los juegos que utilizan son juegos con un alto contenido de violencia, como son Grand Theft Auto, que es directamente un criminal que elude y mata a policías, se hace de vehículos y demás; otro que es Call of Duty y otro que es Gears of War. Estos son algunos, tienen alta violencia y a partir de ahí se empiezan a vincular”, expuso el subsecretario de Seguridad.

El funcionario describió que Free Fire es un juego multijugador de supervivencia, disponible en cualquier celular Android o iOS, que dura unos 10 minutos y en el que los participantes “están en una isla remota, se entrelazan con otros 49 jugadores y pueden atacar con armas de grueso calibre, utilizar explosivos, con la finalidad de emboscar a los jugadores contrarios, pueden sacar edificios y despojar de las pertenencias a los enemigos abatidos”.

Este juego, explicó, lo elabora la empresa Garena con sede en Singapur. “Aunque dicen que es para mayores de 17 años no hay ningún control, cualquiera se puede registrar y, insistimos, desde Singapur se maneja este juego”.

En el caso del juego en el caso de Oaxaca, que es Free Fire, “se puede vincular a la Facebook, se descarga en línea, se elige al personaje que se va a utilizar y el juego inicia con un avión de despliegue en el cual el personaje salta para aterrizar, desciende y comienza los ataques. Puede escoger armas, municiones, armas de grueso calibre, que evidentemente son iguales a las que se utilizan por parte de los grupos criminales”.

Conforme va exterminando a los jugadores contrarios adquiere y despoja del equipo de protección, municiones y armas a los jugadores que van eliminando, y gana el que elimina a los demás, es decir, el que virtualmente mata a los demás, describió el funcionario.

“El juego permite la interacción en tiempo real de manera anónima con amigos, como fue con el delincuente de Oaxaca que ya referimos. Se despliega una lista de contactos, se le da click y continúan con la socialización. Pueden ser amigos de sus cuentas de Facebook o pueden ser nuevos que van agregando y que luego pueden establecer comunicación”, abundó.

En Free Fire se establecen armas que pueden adquirir, dijo. “Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia, armas que aquí ya han referido el almirante secretario y el general, que es parte del trabajo, bueno, aquí vemos fusiles que simulan ser Barret o AK-47.”

Para poder comprar este arsenal virtual, el juego requiere proporcionar datos bancarios reales de tarjetas de débito o crédito, o aplicaciones como PayPal para adquirir monedas y diamantes virtuales que sirven para equipar el personaje, y también se puede obtener este equipo eliminando a los contrarios, advirtió: “Compran dinero virtual que pueden invertir en los armamentos”

Se puede dar de alta un usuario con cualquier correo electrónico que puede ser creado únicamente para fines delictivos, desde el anonimato, con un perfil falso, alertó Mejía Berdeja.

“Estos son los riesgos de internet, la accesibilidad a una serie de plataformas sin ningún control y además del riesgo que implica puede implicar también, como ya lo vimos, la infiltración criminal, la tentativa de reclutamiento o el reclutamiento, imponer estereotipos como narcocultura, adicción al dinero fácil, sobrevaloración de la capacidad económica, normalización de la violencia, bullying, xenofobia, riesgo de acoso cibernético, sexualización temprana, trastornos de ansiedad e implicaciones neuropsiquiatrías”, concluyó el funcionario.

El decálogo

En su intervención, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, indicó que ante este nuevo reto se construyó un breve decálogo de recomendaciones y acciones conjuntas entre gobierno, familia y sociedad.

“Estas las ponemos a consideración para que las debatan, las hablen con sus hijas e hijos los padres de familia, los maestros”, dijo la funcionaria antes de enumerar los siguientes puntos:

-No jugar ni chatear con desconocidos.

-Establecer horarios de juego.

-No utilizar cuentas de correo electrónico personal, sino generar nuevos para jugar.

-No proporcionar datos personales ni datos telefónicos, ni datos bancarios.

-No usar micrófono ni cámara.

-No compartir ubicación.

-Reportar aquellas cuentas agresivas o sospechosas.

-Mantener la configuración de seguridad para los niños en los dispositivos, el que llaman control parental.

-En el caso de los menores de edad jugar de preferencia bajo la supervisión de los adultos.

-Si se detectan estas conductas o algún tipo de acoso o violencia o amenaza en contra de las niñas, niños o adolescentes mientras juega, se puede reportar al 088.

“Mo se trata de satanizar a la tecnología, sino de generar un uso responsable de ella”, concluyó Rosa Icela Rodríguez.

 

Comentarios