Colima

Gobernador de Colima ignora cita en el Congreso para explicar quebranto financiero

A 5 días de que concluya su gestión, el gobernador de Colima desatendió el llamado del Congreso local, que lo había citado a comparecer para explicar el quebranto financiero en la entidad.
miércoles, 27 de octubre de 2021

COLIMA, Col. (apro).- A cinco días de que concluya su administración, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez desatendió el llamado del Congreso local, que lo había citado a comparecer este miércoles para explicar el quebranto financiero en que dejará al estado y que, según la gobernadora electa, Indira Vizcaíno Silva, incluye una deuda de más de 11 mil millones de pesos.

En la apertura de la sesión, la diputada morenista Viridiana Valencia Vargas, presidenta de la mesa directiva, informó que la noche del martes se recibió en el Congreso un oficio del secretario general de Gobierno, Rubén Pérez Anguiano, quien informó que Peralta Sánchez se encontraba imposibilitado para comparecer ante los diputados por haber viajado a la Ciudad de México.

El argumento de la inasistencia de Peralta fue que se reuniría en la capital del país con autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público los días miércoles y jueves para gestionar la liberación de recursos económicos extraordinarios para el pago de los salarios de los maestros, trabajadores, jubilados, pensionados y policías, a quienes su administración adeuda el sueldo de casi tres quincenas.

Sin embargo, los diputados criticaron que el gobernador no se presentara a la sesión, y en su ausencia las distintas fracciones parlamentarias fijaron sus posicionamientos.

“Si cree que puede burlarse así de la gente… este Poder Legislativo ha decidido continuar con las actividades programadas con o sin el gobernador”, soltó Valencia.

La también coordinadora de la fracción de Morena afirmó que el Ejecutivo decidió “salir de su sexenio por la puerta de atrás, con las luces apagadas y sin dar la cara a la gente, pero la historia, los tribunales y la sociedad colimense le juzgarán”.

Añadió que, ante el incremento de feminicidios y violencia intrafamiliar, las mujeres nunca se han sentido ni felices ni seguras, como lo prometió Peralta Sánchez en campaña, además de que Colima se ha llenado de fosas ante el incremento “francamente aterrador” de casos de desaparición forzada.

“No es posible que el gobernador, licenciado en economía, maestro por la Universidad de Essex, de Reino Unido, y profesor de la Facultad de Economía en nuestra Universidad de Colima, no hubiera podido haber previsto con mayor antelación la crisis financiera en que ahora está sumido el estado, para estar en posibilidades de que, en conjunto con este Congreso y distintas instancias estatales y federales, se pudiera haber tomado acciones excepcionales para afrontar esta crisis”, apuntó.

Por su parte, Myriam Gudiño Espíndola, de Nueva Alianza Colima, lamentó desde tribuna que el gobernador no hubiese comparecido ante el Legislativo, y sostuvo que los colimenses no merecen los gobiernos que ha tenido la entidad.

Expuso que el Ejecutivo entrega una entidad con un estado de Derecho frágil, con una crisis política y social; un estado que ha retrocedido en cuanto a nivel democrático y deja la peor crisis de inseguridad de la que se tenga registro en la historia de Colima.

A su vez, el diputado Rubén Romo Ochoa, de Morena, expresó que el gobernador se negó a dar la cara por el desastre financiero en el que se encuentra Colima, y que debido a esto cada colimense debe 15 mil pesos.

Afirmó que los ciudadanos han visto reducido y afectado su patrimonio ante la falta de pagos en la burocracia, y los responsables deben ser llamados a juicio político, además de que la actual administración, dijo, mintió en su Ley de Ingresos, gastando de más 500 millones de pesos que no recaudaron.

La panista Fernanda Salazar Martínez calificó como una vergüenza la forma en que se entregará el estado, y es –subrayó-- una falta de respeto al Legislativo y la ciudadanía que Peralta no dé la cara para responder a los cuestionamientos de los legisladores, como tampoco la dio a los familiares de personas desaparecidas durante su gobierno, a las familias de las víctimas de feminicidios o a los trabajadores que exigen sus pagos.

Glenda Yazmín Ochoa, de Movimiento Ciudadano, afirmó que su bancada hará lo legalmente permitido para defender los intereses de los colimenses. Es una burla al pueblo que, en menos de cuatro días, Peralta Sánchez intente justificar los daños que ha causado a las familias colimenses, apuntó, y exigió que pague a los trabajadores.

Roberto Chapula de la Mora, del Partido Verde, sostuvo que el problema de la falta de pago a trabajadores y proveedores es grave y urgente, pero mostró confianza en que la gobernadora electa, Indira Vizcaíno, coadyuve para solucionar la situación; además, apuntó que este problema también tiene su raíz en la falta de recursos por parte de la Federación.

Finalmente, Evangelina Bustamante Morales, del Partido del Trabajo (PT), dijo a sus compañeros que no deben extrañarse de la ausencia del gobernador, porque durante su gobierno, además de impuntual, siempre fue lejano a las necesidades del pueblo.

Comentarios