caravana

INM otorga tarjetas por razones humanitarias a mujeres embarazadas de caravana migrante

Tras más de 12 horas de caminata, los migrantes que salieron muy temprano de Huixtla llegaron esta noche a Villacomaltitlán. Son casi 3 mil personas las que van en la caravana. 
miércoles, 27 de octubre de 2021

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Instituto Nacional de Migración (INM) otorgará “tarjetas por razones humanitarias” a mujeres embarazadas que forman parte de la “Marcha por la dignidad, la libertad y la paz”, que en su quinto día avanzó 16 kilómetros desde Huixtla hasta Tonalá, Chiapas. 
 
Así lo anunció el organismo al dar a conocer el apoyo que el Grupo Beta de Protección a Migrantes ha dado a mujeres, hombres, niños y niñas que participan en la caravana migrante.
 
Expuso que ha dado atención médica, asesoría y auxilio a personas migrantes de diferentes nacionalidades con problemas de salud, lesiones físicas o que solicitan regresar a Tapachula, Chiapas, localidad de donde salieron en caravana el pasado sábado 23 con destino a la Ciudad de México.
 
Durante el primer día, mientras transitaban por la carretera federal Tapachula-Arriaga, elementos de Grupo Beta Tapachula fueron requeridos para proporcionar asistencia y curaciones a un menor de edad de nacionalidad guatemalteca con una herida en el cráneo, en la parte superior de la oreja derecha.
 
En ese mismo trayecto, personas extranjeras que viajaban en núcleo familiar se acercaron al personal del INM para solicitar su regreso voluntario a Tapachula en algún transporte. Manifestaron que no querían exponer a las niñas y niños a los riesgos que implicaba la travesía.
 
El domingo 24, integrantes de la caravana pidieron el apoyo del Grupo Beta Chiapas, para proporcionar asistencia médica a jóvenes y mujeres adultas de nacionalidad hondureña con lesiones (ampollas y llagas) en los pies, derivado del esfuerzo de las caminatas bajo un calor de más de 35 grados centígrados.
 
A un costado de la carretera, una mujer proveniente de Honduras, con cinco meses de embarazo, presentó dificultad para respirar, así como taquicardia y dolor pélvico. Junto a ella, un menor de edad de la misma nacionalidad recibió auxilio médico al manifestar un intenso dolor estomacal y en las rodillas.
 
Más tarde, otra mujer que también dijo ser originaria de Honduras fue atendida tras presentar dificultad para respirar. Y a unos metros de distancia se brindó apoyo humanitario a un matrimonio proveniente de Cuba, pues uno de ellos padecía de trastorno de personalidad y no había tomado su medicamento. 
 
Elementos del Grupo Beta Tapachula trasladaron de urgencia a un migrante hondureño al hospital de la ciudad de Huixtla, Chiapas, debido a problemas renales; por prescripción médica fue hidratado vía intravenosa. 
 
Por la tarde-noche, agentes federales del INM gestionaron el traslado de una familia originaria de Honduras al albergue ‘Jesús el Buen Pastor’, ubicado en Tapachula, para que pudieran pernoctar.
 
Y ayer, a solicitud de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) México, trasladaron en un vehículo del INM a dos mujeres de nacionalidad hondureña que viajaban en la caravana migrante y pidieron regresar voluntariamente a Tapachula.
 
El joven que fue hospitalizado un día antes en la comunidad de Huixtla recibió el alta médica y, con el apoyo de representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), fue llevado a un albergue para su descanso y recuperación.
 
La mañana de este miércoles fue trasladado en ambulancia al Hospital General de Huixtla otro joven de origen salvadoreño con una herida producida con un objeto punzocortante en la pierna izquierda.
 
En tanto, una mujer cubana y una más proveniente de Honduras fueron asistidas por síntomas de deshidratación, disnea, insolación y agotamiento.
 
Tras más de 12 horas de caminata, los migrantes que salieron muy temprano de Huixtla llegaron esta noche a Villacomaltitlán. Son casi 3 mil personas las que van en la caravana. 
 
De acuerdo con los organizadores, la mayoría son mujeres, niños y niñas. Alrededor de mil han sido atendidos por diversos grupos de médicos de organismos no gubernamentales que ayudan a este grupo que se moviliza rumbo a la Ciudad de México para denunciar ante diversos organismos nacionales e internacionales las violaciones graves a sus derechos humanos en la frontera sur mexicana. 
 

 

Comentarios