TSJCDMX

Nepotismo en el Consejo de la Judicatura: Magistrada Celia Marín influyó para dar trabajo a su esposo

Documentos en poder de Proceso, revelan que gracias a la influencia de la magistrada adscrita a la Quinta Sala Penal, su esposo Jorge Arturo Reynoso Isla ocupó el cargo de director de área adscrito a la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso del TSJCDMX.
miércoles, 27 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La magistrada Celia Marín Sasaki que este miércoles competirá por la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) también fue beneficiaria de los casos de nepotismo que se han documentado al interior del Poder Judicial capitalino.

Documentos en poder de Proceso, revelan que gracias a la influencia de la magistrada adscrita a la Quinta Sala Penal, su esposo Jorge Arturo Reynoso Isla ocupó el cargo de director de área adscrito a la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso del propio Tribunal, instancia encargada de vigilar y supervisar las medidas cautelares que los jueces de control imponen a los imputados, incluyendo la libertad condicional o el arresto domiciliario, entre otras

El nombramiento de Reynoso Isla fue aprobado en una sesión extraordinaria del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México realizada el 27 de octubre del 2017, en el apartado dedicado a asuntos adicionales, punto 21, según consta en el acta de la sesión 44/2017.

De acuerdo con el acta, el entonces presidente del Consejo de la Judicatura local y del Tribunal Superior de Justicia capitalino, Álvaro Augusto Pérez Juárez, propuso nombrar a Jorge Arturo Reynoso Isla como director de área adscrito a la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares.

La propuesta fue aprobada por mayoría con los votos de los entonces consejeros de la Judicatura Ana Yadira Alarcón Márquez, Miguel Arroyo Ramírez –recientemente fallecido-, Jorge Martínez Arreguín y Blanca Estela del Rosario Zamudio Valdez, voto al que se sumó el entonces presidente del tribunal capitalino, Álvaro Augusto Pérez.

La magistrada y consejera de la Judicatura Aurora Gómez Aguilar votó en contra y emitió un voto particular para fijar su postura, argumentando que el esposo de la magistrada Celia Marín “no cuenta con experiencia en un puesto con funciones similares” y agrega que en su currículum solo se da cuenta que el citado exservidor público fungió como Director de Inspección y Evaluación de la Policía Auxiliar capitalina.

Otro de los cargos que presuntamente ocupó dicha persona fue la de Director de Parques Recreativos y Turismo, pero al no especificar en qué alcaldía, entidad o dependencia, la consejera de la Judicatura catalogó a Jorge Arturo Reynoso Isla como una persona que no cumplía con el perfil del puesto, debido a su “inexperiencia en ese ámbito (medidas cautelares y suspensión condicional del proceso)”.

Contratado pese a su inexperiencia 

A pesar de las observaciones de la consejera Gómez Aguilar, el voto a favor del resto de los consejeros surtió efectos por lo que el esposo de la magistrada Celia Marín Sasaki obtuvo la plaza con número de expediente 8601053-4 a partir del 1 de noviembre de 2017.

Proceso trató de contactar al citado servidor público en días recientes en el teléfono 91 56 49 97 ext. 110801, que corresponde a la Dirección Ejecutiva de la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso, pero el titular de la misma, Moisés Prats Villers, refirió que Reynoso Isla ya no trabaja en el área.

Sin embargo, fuentes del propio Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México confirmaron a Proceso que Jorge Arturo Reynoso Isla renunció a su cargo hace unos meses, derivado de las aspiraciones de su esposa la magistrada Celia Marín Sasaki.

Con la separación de su cargo, la magistrada y su esposo buscaban evitar señalamientos por nepotismo como los que Proceso documentó en el reportaje “Tribunal Superior de Justicia: Pese a acusaciones y rezagos, Guerra opera su reelección”, en el que se documenta que Evangélica Cervera Villalpando trabaja actualmente como asesora con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez.

En su nombramiento fue decisiva la cercanía de su padre, el magistrado Óscar Gregorio Cervera, integrante de la Segunda Sala de lo Familiar, con Guerra Álvarez, cuya reelección se prevé sin contratiempos.

Comentarios