Medalla Belisario Domínguez

Sin AMLO presente, esto fue lo que dijo Ifigenia Martínez al recibir la medalla Belisario Domínguez

Ifigenia Martínez dio un discurso en la antigua sede del senado, destacó la participación de los tres poderes durante la ceremonia, como “la confirmación de una sana relación republicana”, se manifestó a favor de la unidad y la pluralidad democrática, y envió un mensaje al ausente.
jueves, 7 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La líder histórica de la izquierda Ifigenia Martínez Hernández recibió el máximo galardón que entrega el senado de la República, la medalla Belisario Domínguez, en una ceremonia que quedó marcada por la ausencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con un saco negro de flores azules, el mismo que usó durante la toma de protesta de López Obrador como presidente el 1 de diciembre de 2018, la senadora Ifigenia Martínez dio un discurso en la antigua sede del senado, en el que se mostró de muy buen humor, destacó la participación de los tres poderes durante la ceremonia, como “la confirmación de una sana relación republicana”, se manifestó a favor de la unidad y la pluralidad democrática, y envió un saludo al ausente.

“En su ausencia, permítanme enviar, al señor presidente, Andrés Manuel López Obrador, un saludo cordial y solidario, en reciprocidad a su gentil mensaje”, leyó.

En un hecho inusual, en representación del presidente asistió el secretario de gobernación, Adán Augusto López. Mientras que el poder judicial estuvo representando por el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.

Antes, la presidenta de la medalla, la senadora Sasil de León Villard del PES, lamentó “el vacío” que causó la ausencia del presidente y lo consideró “un pacifista”.

“Un pacificador, un conciliador que todos los días llama a los pueblos a practicar la fraternidad, la solidaridad, la concordia, la paz, el respeto y el amor al prójimo”, dijo la legisladora de Chiapas.

En días pasados, el presidente envió una carta a Ifigenia Martínez felicitándola por la condecoración, y disculpándose con ella por no acompañarla en este día, cuando a sus 91 años fue reconocida por el Senado por sus aportes académicos, económicos y políticos al país, luego que la senadora Lilly Téllez del PAN anunció en redes sociales sus intenciones de “enfrentarlo”.

El motivo de la inasistencia del presidente, para que el “bloque conservador” no le faltara al respeto, según la misiva, llevaron este jueves a Ifigenia Martínez a “resaltar la necesidad de retomar las expresiones de madurez institucional que deben privar en el país”.

“El refrendo del respeto a la división de poderes debe mantenerse incólume, sin amenazas ni presiones”, remarcó como parte de su discurso.

Con la sencillez que la caracteriza, dijo que recibía una “inmerecida distinción”, pero se dijo afortunada por haber tenido una orientación ideológica y cultural en la niñez, gracias a su padre, un oficinista y ferrocarrilero de convicciones izquierdistas, y a su madre, quien siempre apoyó sus actividades académicas y sociales.

Tras hacer un breve repaso de su historia, como la fundación del PRD en los 80, junto al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y a Porfirio Muñoz Ledo, quien estuvo presente en la sesión solemne, Martínez Hernández dijo que, al fin, con el presidente López Obrador, México tiene un gobierno “democrático de izquierda transformadora”.

Pero consideró que aún queda “un buen trecho del camino por recorrer” como restituir al Estado facultades para recuperar la rectoría económica y “ampliar las acciones del Estado, otorgando las disposiciones que actualmente limitan o perjudican a empresas productivas del país”.

“Los argumentos de la libre concurrencia y la competitividad, heredadas de los gobiernos neoliberales que debilitaron al Estado, integraron un marco constitucional ilegal, que es imperativo actualizar y rectificar en cuestiones estratégicas”, dijo la economista con postgrado en la Universidad de Harvard.

En ese sentido, la senadora de Morena dio el espaldarazo a la reforma eléctrica del presidente. “Proceso que ya se ha iniciado con las iniciativas para fortalecer el carácter nacional y público del sector energético, sin perjuicio de la participación privada, complementaria, adecuadamente regulada y justamente retribuida”.

La maestra Ifigenia, como le llaman de cariño sus cercanos, propuso la integración de un consejo económico y social, plural y democrático, en dónde puedan escucharse todas las voces, con representación de todos los sectores del país.

El órgano colegiado se constituiría, según dijo, con el objetivo de diseñar y poner en marcha un nuevo pacto nacional, político, económico y social:

Que elabore leyes para propiciar una mayor igualdad social, aumentando los ingresos de las clases marginadas y disminuyendo la concentración de la riqueza, así como la separación del poder político y económico.

Además, que abogue por el fortalecimiento fiscal del Estado, un impuesto a la riqueza y otras formas de gravamen a ingresos personales "excesivos”.

También, llamó a la unidad del país y al respeto de la división de poderes.

“La democratización de la vida pública del país debe significar el respeto pleno a la democracia representativa y a sus instituciones”, dijo.

La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, colocó la medalla en el cuello de la legisladora, entre aplausos y gritos de júbilo en el salón de plenos de la casona de Xicoténcatl.

La Medalla Belisario Domínguez también fue otorgada de manera póstuma al doctor Manuel Velasco-Suárez (1914-2001), quien fue gobernador de Chiapas de 1970 a 1976 y es abuelo del senador del Verde, Manuel Velasco Coello.

La presea, en reconocimiento a su trayectoria como médico, fue recibida por su hijo, el doctor Jesús Agustín Velasco-Suárez Siles.

La senadora Josefina Vázquez Mota del PAN leyó un escrito de Beatriz Paredes del PRI sobre el médico Velasco-Suárez, destacando su papel en la medicina, y afirmaron que, de estar con vida, estaría levantando la voz por la crisis de medicamentos en el sistema de salud.

En tanto, el premio Belisario Domínguez 2020, para todo el personal del sistema nacional de salud por su lucha contra el Covid-19, que no fue posible entregarla el año pasado por las restricciones sanitarias, quedó en resguardo de la Cámara Alta para entregarse en una fecha posterior.

Ifigenia Martínez es la octava mujer en recibir la Medalla Belisario Domínguez. Fue postulada en consenso de todas las fuerzas políticas del Senado por su papel en la democratización del país y por su lucha por la justicia, los derechos humanos, la equidad y la igualdad de género.

Comentarios