Puebla

Barbosa advierte que irá por huachigaseros tras explosiones en Xochimehuacán

El mandatario indicó que es necesario recorrer la zona por la que pasan los ductos de gas en Puebla, que ahora han sido invadidos por la mancha urbana, pues encontraron que hay derechos de vía donde se construyen edificaciones para encubrir la extracción del combustible.
lunes, 1 de noviembre de 2021

PUEBLA, Pue., (apro). – Al decretar un duelo de 48 horas por las víctimas de la explosión de una toma clandestina de gas en la Junta Auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, el gobernador Miguel Barbosa Huerta sostuvo que irá a fondo para desarticular las actividades de los ladrones de gas en Puebla.

El mandatario anunció que revisarán “metro a metro” la zona donde el domingo se registraron cuatro explosiones, que derivaron en la muerte de una persona y 17 heridos, así como la destrucción total de 45 viviendas, ya que por ahí pasan gasoductos que son ordeñados de manera clandestina.

Los ductos que pasan por el norte de la zona urbana de Puebla son el Cactus-Guadalajara y el Tuxpan-Azcapotzalco.

En cuanto al decreto que se publicó este lunes, incluye el izamiento de la bandera a media asta, la colocación de moños negros en las dependencias estatales, como un mensaje de repudio a la delincuencia organizada por los daños que generan sus actividades.

El mandatario indicó que es necesario recorrer la zona por la que pasan los ductos de gas en Puebla, que ahora han sido invadidos por la mancha urbana, pues encontraron que hay derechos de vía donde se construyen edificaciones para encubrir la extracción del combustible.

Javier González del Villar, director general de Pemex Logística, explicó que de acuerdo a los primeros peritajes el siniestro se suscitó cuando sujetos extraían gas de una toma que se encontraba a 3.5 metros de profundidad.

Indicó que por la alta presión del combustible, la manguera con la que vertían hacia la pipa, “bailoteó” y se salió de control, con lo que el gas se empezó a fugar. Al darse cuenta de esto, los huachigaseros huyeron de ese sitio, pero en el lugar quedó calcinado un autotanque con la razón social “Hidro Gas”. 

De la fuga se formó una nube que al descender encontró puntos de ignición que se presume, el primero fue un transformador de energía eléctrica, explicó el funcionario.

González del Villar mencionó que en total fueron cuatro explosiones en un radio de 800 metros a la redonda.

El mandatario aclaró que en un principio se creyó que el predio donde se suscitó la fuga era una propiedad particular, pero ya se comprobó que se trata de un derecho de vía que no tenían por qué estar ocupado.

En ese sitio, los huachigaseros habían construido una edificación con block sobrepuesto para encubrir sus actividades de extracción del combustible.

También, el mandatario mencionó el domingo que cerca de ese predio está a una gasera. Esa empresa llamada “La Providencia” fue cateada por la Fiscalía General de la República enero de 2020 por presuntamente estar ligada con el robo de combustible.

Barbosa advirtió que si no se desarticulan todas estas actividades delictivas, hay un riesgo inminente de que se vuelva a registrar un hecho trágico como el que ocurrió el domingo en San Pablo Xochimehuacán.

Agregó que además de obligar a que se respeten los derechos de vía, las dependencias federales como la Profeco, la Comisión Reguladora de Energía y la Agencia Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) deben de revisar y vigilar la operación de las gaseras.

“Ha habido mucho abuso en toda esa zona”, expresó el mandatario quien recordó que primero se colocaron los ductos de Pemex y que la zona urbana de Puebla se extendió sobre esas áreas.

El fiscal general del Estado, Gilberto Higuera Bernal, informó que ya han entrevistado a 68 personas que han aportado “información importante” sobre los posibles responsables de estos hechos.

Explicó que la autoridad estatal abrió una investigación sobre los delitos de homicidio doloso, lesiones dolosas y daño en propiedad, mientras que la Fiscalía General de la República hará lo propio en cuanto al robo de combustible a Pemex. 

El gobierno de Puebla informó que en total requirieron atención hospitalaria 17 personas, de las cuales tres ya fueron dadas de alta.

De las 14 que siguen en hospitales, ocho son reportadas como graves y de ellas 5 se encuentran intubadas. Además de las 45 viviendas colapsadas, se contabilizaron otras 32 con daños moderados y 107 más con afectaciones leves.

También, se reportó que hay dos albergues en operación donde se encuentran alrededor de 120 personas, pues la mayoría de los afectados se refugiaron con familiares o amigos.

Barbosa aseguró que los familiares de la víctima mortal de las explosiones serán indemnizados por el gobierno, igual que los heridos, además de que a las otras víctimas se les ayudará con la reconstrucción de sus viviendas.

Sin embargo, adelantó que se tendrá que analizar la posibilidad de una reubicación si habitan sobre derechos de vía de Pemex. “Por ahora no podemos adelantar nada de eso”, puntualizó.

Comentarios