Campeche

Burócratas podrán dejar de usar el cubrebocas si ya están vacunados: Layda Sansores

Sansores recordó que Campeche fue la primera entidad que pasó al color verde del semáforo epidemiológico y logró mantenerse así por varias semanas.
miércoles, 17 de noviembre de 2021

CAMPECHE, Camp. (apro).-  La gobernadora Layda Sansores San Román anunció que los burócratas estatales podrán dejar de usar el cubrebocas en las oficinas públicas, a condición de que comprueben que ya tienen el esquema completo de la vacuna contra el covid-19. 

Durante su programa de televisión, la mandataria adelantó que la medida se aplicará porque el 98% de la población mayor de 18 años en la entidad cuenta al menos con una de las dos dosis del biológico y 89% ya completó el esquema de vacunación. 

Al reiterar su opinión respecto al uso del cubrebocas, argumentó que mucha gente lo usa incorrectamente, con lo que recoge y dispersa más microbios y bacterias, y es costoso comprarlos constantemente, además de que están causando un serio problema de contaminación. 

En ese sentido, destacó que una pieza tiene una efectivad de cuatro horas, que hay una gran cantidad de ellos regados en las calles o van a dar al mar, y algunos tienen componentes plásticos que tardarán cientos de años en degradarse, lo que está causando un grave daño ambiental. 

Comentó que ahora, con el retorno a clases presenciales, en muchas escuelas están pidiendo hasta cuatro piezas de cubrebocas a los niños, y hay padres de familia que tienen varios hijos.  

Añadió que el producto cubre la boca y la nariz, pero deja descubiertos los ojos, que también tienen mucosa por donde una persona puede contagiarse del coronavirus.  

De igual manera, Sansores recordó que Campeche fue la primera entidad que pasó al color verde del semáforo epidemiológico y logró mantenerse así por varias semanas; también fue de los primeros estados donde se comenzó a aplicar la vacuna a la población. 

Los contagios y fallecimientos provocados por el coronavirus se han reducido considerablemente, pues en los últimos dos días sólo hubo cuatro contagios y ninguna defunción en toda la entidad, recalcó. 

“Vamos a hacer este siguiente paso: ya en las oficinas no te tiene que pedir el jefe (el cubrebocas). Lo que sí te va a pedir es que tengas la vacuna”, anticipó. 

No obstante, la gobernadora aceptó la disposición de la Secretaría de Salud estatal y de la Comisión contra la Protección de Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam), en el sentido de que el uso de cubrebocas seguirá siendo obligatorio en establecimientos comerciales y restaurantes. 

Añadió que ella quería adelantarse un poco más en cuanto a la liberación de medidas, pero reconoció que la secretaria de Salud, Liliana Montejo León, “pausadamente” la frenó.  

“No es fácil aprender a disfrutar la libertad. No es muy fácil, la pandemia nos mutiló. Dicen que es lo más cercano a la guerra, pero la gente abrazó el uso de cubrebocas como un tabú, como el creer en algo, como un amuleto, y cambiarlo no será de la noche a la mañana”, sostuvo la mandataria estatal.

Por su parte, Montejo León informó que del 19 de noviembre al 4 de diciembre intensificarán la campaña de vacunación en las comunidades rurales, de modo que en 108 poblaciones del área rural aplicarán la vacuna Cansino (única dosis), a fin de abarcar a más gente, y por otro lado incrementarán el número de pruebas para detectar nuevos contagios. 
     

Comentarios