SCJN

El Senado elige a Loretta Ortiz Ahlf como nueva ministra de la SCJN

El pleno del Senado eligió a Loretta Ortiz Ahlf como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para ocupar la vacante que dejará el ministro Fernando Franco González Salas.
martes, 23 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El pleno del Senado eligió a Loretta Ortiz Ahlf como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para ocupar la vacante que dejará el ministro Fernando Franco González Salas.

Tras una votación por cédula en urna transparente, de 114 votos totales, Ortiz Ahlf fue electa en una sola votación con 92 votos.

Mientras que Bernardo Bátiz Vázquez obtuvo 8 votos y Evá Verónica de Gyvés Zárate 9.

Además, se registró una abstención y 4 votos en contra.

Así, Loretta Ortiz obtuvo las dos terceras partes de los votos de los presentes, es decir, la mayoría calificada requerida.

La nueva ministra se encontraba en el salón contiguo, luego que cada uno de los aspirantes de la terna había dado un discurso ante el pleno antes de la votación, por lo que rindió protesta de inmediato.

Se trata de la cuarta ministra de la SCJN de 11 asientos que conforman el pleno del máximo tribunal de justicia.

“Hoy es un día histórico, hemos elegido a la cuarta ministra de la SCJN que integrará el tribunal pleno. Como mujer, como jueza constitucional que he sido, como presidenta de este órgano deliberativo, me siento muy feliz y honrada y orgullosa de esta elección”, dijo Olga Sánchez Cordero.

“Estoy plenamente convencida de que las mujeres aportamos a la justicia una visión diferente, miramos diferente, sentimos diferente e interpretamos diferente. Como jueza constitucional me alegra que lleguen al más alto tribunal mujeres tan preparadas como la ministra. Estoy segura de que lo que acabamos de votar será fuente de inspiración de niñas y mujeres de este país”, añadió.

Morenistas, panistas e integrantes de todos los partidos subieron a presidencia del Senado para tomarse fotos con la recién electa ministra.

Disidencia en el PAN

Antes, durante la sesión, previo a la votación, la vicepresidenta de la bancada del PAN, Kenia López Rabadán, anunció que la mayoría de las y los integrantes de su grupo parlamentario apoyaría a Loretta Ortiz al considerarla como la más idónea.

“La doctora se ha comprometido a respetar la autonomía de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y hoy, por ello, le daremos nuestro voto. No exigimos otra cosa, lo que exigimos es que se respete la Constitución”, dijo la panista.

Pero de la misma bancada, Lilly Téllez y Damián Zepeda anunciaron su voto en contra, señalando que ninguno de los perfiles cumple con el requisito de la independencia del Poder Ejecutivo y que, tras el decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador para declarar los megaproyectos como de seguridad nacional, la oposición tendría que unirse para exigir un perfil realmente autónomo.

“Tenemos un presidente que no respeta la ley, que está invadiendo todos los poderes, que está invadiendo todos los órganos autónomos, y lo está haciendo con los votos de la oposición. No tiene dos terceras partes Morena (…) El presidente ha estado burlando la ley. Este es el cuarto voto que va a tener el presidente en la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, advirtió Damián Zepeda en referencia a que son 4 ya las ministras y ministros que son electos en este sexenio.

“Acabo de escuchar discursos cortándose las venas, de cómo es posible el acuerdo que sacó el presidente, con el cual no va a haber transparencia en infraestructura y con el que no va a respetar la ley… ¡Pues no lo dejemos! ¡No lo dejemos! La autonomía del Poder Judicial se defiende con votos, no con discursos”, reclamó a la oposición y a su propio partido.

De hecho, Emilio Álvarez Icaza, ahora del llamado Grupo Plural, reveló que propusieron a la oposición detener la discusión y votación de la nueva integrante de la Corte para enviar un mensaje al presidente de la gravedad del “decretazo” que ayer apareció en el Diario Oficial de la Federación, pero que no tuvieron el apoyo esperado.

“Y el Senado no puede actuar como si no pasara nada, como negocios, sigamos, business as usual, no se puede así y me parece que no estamos entendiendo la gravedad”, manifestó.

Los tres integrantes del Consejo de la Judicatura Federal, Bernardo Bátiz Vázquez, Verónica de Gyvés Zárate y Loretta Ortiz Ahlf hablaron después ante el Pleno para intentar convencer a los senadores de su voto.

Bernardo Bátiz, contra acuerdos parlamentarios

En su turno, Bátiz pidió al Senado hacer un voto en libertad y en conciencia, luego de que se rumorara que entre las distintas fracciones había un acuerdo para apoyar a Loretta Ortiz.

“No me gustan los acuerdos parlamentarios, los compromisos de grupo, creo que el voto debe ser siempre un voto individual tomado con toda la conciencia abierta a los argumentos, pero libre absolutamente. Por eso, los invito a que voten en esas condiciones, del partido que sean. He señalado que los acuerdos en los que los legisladores comprometen su voto desmerecen la labor parlamentaria”, pidió el exprocurador de Justicia de López Obrador cuando fue jefe de gobierno del entonces Distrito Federal.

Verónica de Gyvés ofreció autonomía e indepedencia

Mientras que Verónica de Gyvés dijo que de ser electa como ministra de la Suprema Corte su contribución estaría apegada al marco constitucional y que se desempeñaría “con cuidado extremo y voluntad firme”, de manera libre, autónoma e independiente.

“Considero que, por mi propio origen de mujer provinciana, de llegar al cargo que hoy se designa, estaría lográndose una perspectiva de género y diversidad cultural al máximo tribunal”, expresó.

Pero Loretta Ortiz, quien en días previos acudió al Senado para realizar personalmente labores de cabildeo, y quien había sido postulada por el presidente en otras dos ocasiones para ocupar un asiento en la Suprema Corte, fue la que logró el consenso del partido mayoritario y aliados, y los partidos opositores.

Loretta Ortiz, por afianzar la paridad de género

En su discurso, previo a ser electa, Ortiz señaló que en la SCJN todavía hay un tema de paridad pendiente, puesto que las ministras representan el 27.2%.

“Afianzar la paridad al interior de todos los órganos del Poder Judicial de la Federación, incluida la Corte, es esencial para fortalecer el papel de las mujeres y su plena participación en todas las esferas de nuestra sociedad”, dijo.

También se comprometió a que, de ser la elegida por la Cámara Alta, se dedicaría a abogar por la adopción de criterios más garantistas y protectores de los derechos humanos en la Corte, en cumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas por México.

“Pido su voto el día de hoy. El voto que ustedes me confieran será para una ministra comprometida con la igualdad sustantiva y eliminación de la brecha de género dentro del Poder Judicial; una ministra con profunda y probada vocación por la defensa, promoción y protección de los derechos humanos en favor de todas las personas; una ministra cercana en la ciudadanía  y empática a las necesidades temporáneas de la sociedad mexicana, con una visión global e innovadora del papel que debe ejercer la función judicial en el fortalecimiento del Estado de derecho”, manifestó.

Loretta Ortiz Ahlf es licenciada en Derecho por la Escuela Libre de Derecho y maestra en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana, e integrante del Consejo de la Judicatura Federal desde noviembre de 2019.

Comentarios