Yucatán

Suicidio de veracruzana en Yucatán abre debate sobre capacitación de autoridades

El suicidio de Yaridé abrió entre la ciudadanía otra polémica: la deshumanización con que muchos reaccionaron con “memes”, los comentarios insensibles y hasta ambulantes que llegaron al sitio para vender sus productos para presenciar el drama.   
lunes, 29 de noviembre de 2021

MÉRIDA, Yuc., (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública lamentó la tragedia ocurrida con la suicida veracruzana que finalmente perdió la vida en un hospital luego de dejarse caer desde la cima de una torre de alta tensión y recordó que durante más de seis horas se le intentó salvar.

El drama de Yaridé, que todo ese tiempo fue seguido por los yucatecos en tiempo real a través de las redes sociales, abrió un debate ciudadano ahí sobre la aparente falta de capacitación al personal de las instancias gubernamentales que intervienen en este tipo de situaciones. 

En un comunicado, el comandante Santiago Massa Ramos, director de Siniestros y Rescate de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), aseguró que su personal hizo “todo lo técnica y humanamente posible por evitar que una joven mujer se hiciera daño”.

Resaltó que, en ese esfuerzo, “policías, paramédicos, bomberos, agentes investigadores, cada uno puso todo su profesionalismo y vocación, algunos arriesgando su vida”.

Recalcó que “los rescatistas de la SSP tienen la formación y capacitación para este tipo de situaciones y aplicaron los protocolos establecidos en normas internacionales”.

Aclaró que la mujer, quien tenía antecedentes de atención por problemas de salud mental, se dejó caer de una altura aproximada de 37 metros y fue trasladada en estado crítico al hospital.

Recordó que la veracruzana, de 30 de edad, permaneció más de seis horas en lo más alto de la torre de alta tensión de la Comisión Federal Electricidad (CFE), y durante todo ese tiempo se hicieron “innumerables intentos por parte de los elementos de la SSP para convencerla de recibir ayuda”.

“Los minutos previos a la caída de la joven, los bomberos que subieron a la estructura y que se acercaron cuidadosamente a ella para colocarle un arnés de seguridad, no pudieron evitar el rechazo de la ayuda; la mujer los rasguñó, los mordió y se dejó caer”, explicó.

Señaló que momentos antes, “agentes investigadores de la SSP se movilizaron para localizar a familiares de la mujer y los trasladaron al lugar; ni ellos pudieron persuadirla de dejarse ayudar”.

Dijo que, como se observó, durante la caída la joven se golpeó con la estructura metálica, y “paramédicos la auxiliaron de inmediato y la trasladaron al Hospital O’Horan, en evidente estado crítico”.

Destacó que todos en la SSP reconocen el esfuerzo y la dedicación de sus compañeros policías de Sector y Unidad Metropolitana, Policía Estatal de Investigación, bomberos, paramédicos, y personal de la Unidad Especializada para la Prevención de la Violencia Familiar y de Género (Uniprev), “que hicieron todo lo profesional y humanamente posible para ayudar” a la mujer.

Pero la tragedia, que ocurrió la tarde del domingo 28 de noviembre, en la avenida 49 de Ciudad Caucel, en esta capital, abrió además entre la ciudadanía otra polémica: la deshumanización con que muchos reaccionaron a ella pues hasta “memes” de la víctima se hicieron ridiculizándola por ejemplo antes de su muerte como la “mamá del hombre araña”, o comentarios insensibles comparando su caída con la de “esos monos que mueren electrocutados”.

La situación incluso fue aprovechada por ambulantes que llegaron hasta el sitio para vender sus productos a la gente que llegó al sitio a presenciar el drama.   

Más de

Comentarios