Javier Sicilia

A 2 años de la masacre a los LeBarón, el terror continúa su "macabra marcha": MPJD

El Movimiento de Paz con Justicia y Dignidad advirtió que hay complicidades en los propios aparatos de abajo, de las márgenes y de las resistencias ante el poder político, económico y criminal que se ha vuelto uno.
jueves, 4 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos años después de la masacre de la familia LeBarón, en Bavispe, Sonora, donde fueron asesinadas tres mujeres y seis menores de edad, el Movimiento de Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) manifestó que el terror continúa su “macabra marcha con la complicidad de los gobiernos”.

El movimiento, fundado por el poeta Javier Sicilia, señaló que pese a que las víctimas no han dejado de levantar la voz desde hace quince años y de hacer propuestas para construir un política de Estado en favor de la paz, la justicia y la verdad, ni el PAN ni el PRI y ahora Morena han hecho nada y, lejos de ello, su política ha sido consentir la violencia y la impunidad.

“La 4T, que prometió crear una política de Estado basada en la justicia transicional y hasta ahora no ha hecho más que traicionarla en simulaciones, intenta algo peor: normalizar el horror. Tan sólo en los tres años de gobierno de López Obrador, la 4T ha cobrado más de 90 mil asesinatos, más de 23 mil desapariciones (un promedio de 23 diarias) y más de 600 casos de tortura, según denuncias registradas por la FGR”, sostuvo el MPJD.

Sostuvo que a esa deuda, habría que agregar la casi absoluta ausencia de verdad y justicia para los más de 30 mil torturados, los 90 mil desaparecidos, los casi 350 mil asesinados y la infinidad de cuerpos que se apilan en las Semefos del país y en las más de 4 mil fosas clandestinas identificadas en los últimos 15 años.

En un comunicado este movimiento advirtió que sólo se cuenta con 43 sentencias condenatorias por tortura, 50 por desaparición y 40 por homicidios cometidos por servidores públicos.

El MPJD advirtió que hay complicidades en los propios aparatos de abajo, de las márgenes y de las resistencias ante el poder político, económico y criminal que se ha vuelto uno.

“La pregunta, sin embargo, este 4 de noviembre en el que nos ha reunido la memoria de las mujeres, las niñas y los niños mascarados hace dos años en Bavispe, Sonora, es, si esas márgenes, esas resistencias de abajo, son capaces de organizarse en una agenda de mínimos para realizar esas transformaciones”, inquirió el MPJD.

“De no hacerlo, los señores del infierno seguirán reinando bajo un montón cada vez mayor de fosas, cadáveres, torturados, niñas y niñas destruidos, y seres que habremos aprendido a normalizar el horror y a hacer del miedo nuestra vida diaria”, sentenció este movimiento de víctimas.

 

Comentarios