migrantes

"Pregúntale a la Guardia Nacional", respondió Ebrard sobre el ataque contra migrantes en Pijijiapan

El gobierno desplegó agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) que se lanzaron contra la caravana migrante para desmantelarla y cerrar el paso a sus cerca de mil 600 integrantes.
jueves, 4 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Pregúntale a la Guardia Nacional porque yo no estoy manejando esto”, evadió el canciller Marcelo Ebrard Casaubón cuando se le preguntó sobre los enfrentamientos que estallaron hoy entre soldados de la Guardia Nacional e integrantes de la caravana migrante en Pijijiapan, Chiapas, y sobre el asesinato de dos migrantes perpetrado por uniformados de ese cuerpo de seguridad en el mismo municipio.

“¿Alguna otra pregunta de Relaciones”, soltó el canciller inmediatamente después para cerrar el asunto, producto del despliegue de cerca de 30 mil soldados de la GN para impedir el paso de migrantes por el país, en un giro de la política migratoria del gobierno mexicano que él pactó en Washington con el equipo del expresidente Donald Trump en el verano de 2019.

En una plática con reporteros posterior a un evento en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), un representante de la prensa recordó al aspirante a la presidencia que él mismo había afirmado la semana pasada que se actuaría “con prudencia” hacia la caravana migrante.

Y es que, desde septiembre de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador encargó a Ebrard la dirección de la política migratoria mexicana mediante un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF que creó una nueva Comisión Intersecretarial de Atención Integral en Materia Migratoria, presidida por el titular de la Cancillería –y no por la entonces titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), que debería tener a su cargo los asuntos migratorios--.

En la tarde de este jueves 4, el gobierno desplegó agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) que se lanzaron contra la caravana migrante para desmantelarla y cerrar el paso a sus cerca de mil 600 integrantes, como lo ha hecho en ocasiones anteriores.

Sin embargo, esta vez un grupo de un centenar de integrantes de la caravana respondieron con a los disparos de gases lacrimógenos con piedras y palos y golpearon a varios de los soldados, hiriendo a 5 de ellos, de acuerdo con la dependencia.

Comentarios