Tula

Con autos bomba liberan a reos en Tula, entre ellos al líder de Pueblos Unidos

Fuentes confirmaron a Proceso que uno de los reos rescatados es José Artemio Maldonado Mejía, a quien inteligencia de Hidalgo ubica como líder del grupo armado Pueblos Unidos, que declaró una “cacería” contra huachicoleros en la entidad.
miércoles, 1 de diciembre de 2021

HIDALGO (apro).- Esta madrugada, un grupo de la delincuencia organizada liberó, con violencia, a nueve reos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Tula, Hidalgo, municipio en pugna por células y organizaciones criminales que disputan el control de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y las rutas del narcomenudeo. Para ingresar al penal y huir, los sujetos detonaron tres autos bomba y se registran enfrentamientos armados en la región, con saldo preliminar de dos agentes heridos. 

En el rescate con violencia de los presos, el comando hizo estallar un automóvil en las inmediaciones del Cereso. Con base en las primeras versiones de testigos, el auto con explosivos fue usado para derribar la puerta principal. 

Fuentes confirmaron a Proceso que uno de los reos rescatados es José Artemio Maldonado Mejía, a quien inteligencia de Hidalgo ubica como líder del grupo armado Pueblos Unidos, que declaró una “cacería” contra huachicoleros en la entidad, y había sido detenido el viernes pasado en Texcoco, Estado de México, por su probable responsabilidad en homicidio y secuestro.  

En la huida, el comando estalló otro auto bomba en la carretera Tula-El Carmen, cerca del Hospital regional, alrededor de las 4:14 de la mañana. Un tercer vehículo incendiado fue localizado en las inmediaciones de la refinería Miguel Hidalgo.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSPH) informó que el grupo irrumpió con violencia el recinto a bordo de vehículos “amagando al personal de seguridad penitenciaria” y que en las acciones se han registrado enfrentamientos durante las acciones en la cárcel de Tula y posterior persecución, con dos elementos heridos que fueron trasladados de emergencia para atención médica. Aunque no lo precisó, entre éstos se encuentra, el comandante de la delegación de la Policía Estatal en Mixquiahuala, de acuerdo con fuentes internas de la dependencia.

Las corporaciones de la región, junto a la Secretaría de la entidad, la Guardia Nacional y el Ejército desplegaron un operativo para tratar de recapturar a los reos fugitivos y al comando que facilitó su evasión, sin resultados hasta el momento.  

En la región del Valle del Mezquital, que integra el municipio de Tula y la principal en el país en la extracción de combustibles a través de tomas clandestinas, se localizaron cuerpos con señales de tortura, enteros o despedazados, que el gobierno atribuye al huachicoleo.

Pueblo Unidos, reagrupación de los Maras

Pueblos Unidos, el grupo que lidera Maldonado Mejía, liberado por el comando, es, según inteligencia estatal, una supuesta reagrupación de Emes o los Maras, ahora establecidos en la comunidad de La Loma, en Tepetitlán, otro pueblo erigido sobre la infraestructura mediante la cual Pemex traslada el hidrocarburo. 

Los Emes eran responsables del secuestro de migrantes en Mexicali, pero sus principales líderes, Mariano y Lucio Maldonado Mejía, son originarios de Pachuca. Lucio estaba en prisión purgando una condena por secuestro, pero fue liberado por un comando armado en 2012 tras interceptar un vehículo de la policía que lo trasladaba a realizarse exámenes médicos.  

José Artemio, con base en este informe, era el líder visible de la agrupación y era identificado con el alias de “El Michoacano”. Él, añade este documento consultado por Proceso, estaba en pugna con los grupos regionales del huachicol, a quienes declaró una “guerra” por el control del territorio. Además de Tepetitlán, había sido identificado en el Estado de México. Su aprehensión ocurrió este viernes en la calle Manuel González, de la colonia centro de Texcoco, tras un acuerdo de colaboración con esa entidad.  

 Con José Artemio, eran 14 los miembros de esta agrupación asentada en Tepetitlán, que es parte del corredor de la ordeña en la entidad, que involucra a 36 municipios por donde cruzan mil 217 kilómetros de ductos, que son detenidos.  

Comentarios