UNAM

La UNAM se pronuncia a favor del diálogo en el conflicto entre estudiantes y directivos del CIDE

Pide que se restablezca la actividad académica con respeto irrestricto a la pluralidad ideológica que ha caracterizado a esa gran institución.
lunes, 6 de diciembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se pronunció a favor del diálogo en el conflicto entre estudiantes y directivos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), tras el nombramiento de José Antonio Romero Tellaeche como nuevo director.

“Ante los recientes acontecimientos ocasionados por el cambio de autoridades en el CIDE, la UNAM hace un llamado para que las diferentes voces se escuchen en libertad y con apertura; se privilegie el diálogo y la convivencia armónica y, dentro del marco de su normatividad, se restablezca la actividad académica con respeto irrestricto a la pluralidad ideológica que ha caracterizado a esa gran institución”, señaló en un comunicado.

¿Qué pasa en el CIDE?

El pasado 16 de noviembre, Catherine Andrews fue notificada de su destitución por parte del director general interino, José Antonio Romero Tellaeche, mientras encabezaba las Comisiones Académicas Dictaminadoras (Cadis).

Tres días después, un centenar de estudiantes se manifestaron frente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y exigieron la destitución de Romero Tellaeche. El 29 de noviembre, los estudiantes continuaron sus protestas y demandaron la libertad de expresión, de cátedra y respeto a la pluralidad académica.

Ese día la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, encabezó la reunión de la Junta de Gobierno para ratificar el nombramiento de Romero Tellaeche como director del CIDE, bajo el argumento de que tiene criterios académicos “incuestionables”, es independiente, cabal y no tiene intereses políticos, solo experiencia de gestión en entidades académicas.

Entonces los estudiantes tomaron las instalaciones del CIDE en espera de que el nuevo director dialogara con ellos. Al interior permanecían 30 alumnos y 10 en el exterior.

El 30 de noviembre, los estudiantes anunciaron que también habían tomado las instalaciones de la región centro ubicadas en Aguascalientes.

Pese a las protestas, Romero Tellaeche sustituyó de la coordinación de Administración y Finanzas a Dimpna Gisela Morales González y nombró a Adolfo Hernández Ruiz, quien fue propuesto por el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O.

El 1 de diciembre los estudiantes convocaron a la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, y al director José Antonio Romero Tellaeche, a un “diálogo presencial y horizontal” para el 3 de diciembre al mediodía en la sede del CIDE de Santa Fe, pero no se realizó.

Al día siguiente realizaron una asamblea y convocaron a una marcha estudiantil para el 4 de diciembre, a las 10 de la mañana, del Parque Hundido a las instalaciones del Conacyt, en la alcaldía Benito Juárez.

Un día antes, el 3 de diciembre, Romero Tellaeche condicionó el diálogo con los estudiantes a la entrega de las instalaciones.

Y las redes reaccionaron. Algunos estudiantes del CIDE criticaron las marchas de “los del #YoDefiendoAlCIDE”, porque –aseguraron-- sólo protestan cuando les afectan sus intereses.

Hubo quienes cuestionaron a esa institución por formar a “neoliberalillos poco útiles para el país”.

Otros más dijeron que no quieren que jóvenes de escasos recursos entren a estudiar al CIDE y que “la educación debe ser gratuita”. Y hubo quién reviró que él pudo estudiar ahí gracias a una beca.

 

Más de

Comentarios