AMLO

Un petrolero y un fraile, los ganadores del premio nacional de Ingeniería y Arquitectura 2020

Fray Gabriel Chávez de la Mora, un hombre de 92 años, miembro de la comunidad de monjes benedictinos de la Abadía del Tepeyac fue galardonado con el premio nacional de arquitectura y el ingeniero petrolero Francisco Garaicochea Petrirena, recibió el premio nacional de Ingeniería 2020.
jueves, 9 de diciembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los galardonados con el premio nacional de Ingeniería y Arquitectura 2020, Francisco Garaicochea Petrirena y Gabriel Chávez de la Mora pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que no recorte el presupuesto para conservación de los edificios considerados como patrimonio cultural y construir plantas criogénicas para aprovechar el condensado que se produce en los principales yacimientos del litoral de Tabasco.

En Palacio Nacional, se realizó la ceremonia oficial donde el dirigente de la Academia Nacional de Arquitectura, José Reygadas se encargó de presentar una semblanza de fray Gabriel Chávez de la Mora, un hombre de 92 años, miembro de la comunidad de monjes benedictinos de la Abadía del Tepeyac, primer egresado de la Universidad de Guadalajara y fundador de la Escuela Tapatía de Arquitectura.

Al respecto, Chávez de la Mora fue definido como heredero de la mística tradicional medieval y del espíritu renacentista y comprometido con sus raíces prehispánicas y profundamente mexicanas

El premio nacional de Arquitectura 2020, Gabriel Chávez de la Mora dirigió un programa arquitectónico para un centro parroquial, “teólico ideal pero modélico”, denominado Centro Pastoral Casa del Pueblo de Dios, haciendo guías y diagramas para facilitar su uso, su planeación y diseño.

En su discurso, destacó que a través de los nuevos materiales y nuevas técnicas constructivas son posibles nuevos espacios, conformes y adecuados a las celebraciones renovadas.

“He preferido una arquitectura modesta, de austera sencillez, destacando la verdad en sus materiales, no ya las místicas formas y alturas del arte gótico ni los brillos y roleos del Barroco; formas nuevas de sencillez funcional, pero con la misma carga de poesía y de belleza y de mensaje inspirador”, señaló Chávez de la Mora.

Luego, consideró que la arquitectura integra artes y artesanías, y así se manifiestan de manera muy importante en la arquitectura religiosa.

“Por eso he diseñado pinturas, esculturas, relieves, vitrales, mosaicos, mobiliario, equipamiento, el ajuar litúrgico, orfebrería, insignias, vestimentas, ornamentaciones, hasta artes gráficas; todo lo que complementa y se integra al diseño arquitectónico”, indicó.

Enseguida, fray Gabriel Chávez de la Mora hizo la siguiente petición al presidente López Obrador:

“Que su gobierno no recorte presupuestos; al contrario, que los robustezca, los presupuestos destinados a las entidades que velan por la protección, restauro, reconstrucción o mantenimiento de tantos edificios del amplio patrimonio cultural de nuestra historia, edificios que han sufrido afectaciones por el tiempo, los años, el clima, la naturaleza y hasta por los sismos”, demandó el galardonado.

Mientras que el exsecretario de Comunicaciones y Transportes del actual gobierno federal, Javier Jiménez Espriú se encargó de hacer un perfil del ingeniero petrolero Francisco Garaicochea Petrirena, quien recibió el premio nacional de Ingeniería 2020.

Por ello, dijo que el legado como profesional y como ciudadano de Garaicochea Petrirena “sea un punto de encuentro y de partida” para los futuros ingenieros de México,

“Que no puede existir un ingeniero de excelencia sin ideología ni identidad nacional y que la ingeniería sin ello es sólo comercio y quienes así la practican, mercaderes que se contratan, con frecuencia sin escrúpulos al mejor postor”, sentenció Jiménez Espriú.

En su mensaje, el ingeniero petrolero Francisco Garaicochea Quiero expresó públicamente “su más profundo” reconocimiento a los ingenieros que fallecieron sin recibir en vida el reconocimiento que merecían.

“En primer término, al ingeniero Francisco Inguanzo Suárez, formador y primer presidente del grupo de Ingenieros Pemex Constitución del 17. A raíz, se formó este grupo, de la inflación de reservas para Chicontepec y también a su oposición a la inyección de nitrógeno en Cantarell, situación que no ha sido remediada hasta la fecha, se sigue inyectando, comprando nitrógeno y quemando a la atmósfera gas natural con un alto contenido de condesados”, denunció el condecorado.

También, dijo que no iba a desaprovechar la oportunidad de hacer la siguiente recomendación al gobierno de López Obrador.

“Que se realice la propuesta del ingeniero Eduardo Barrueta Centeno, publicada en la revista Ingeniería del Petróleo, de David Shields, y que consiste brevemente en la construcción de plantas criogénicas que permitirán aprovechar el condensado que se produce en los principales yacimientos del litoral de Tabasco”, demandó Garaicochea Petrirena y remató:

“Voy a terminar mi intervención indicando que sería yo también un invitado de piedra si no hubiera yo propuesto esta recomendación para que se aproveche al máximo el gas y el condensado de los yacimientos que poseemos en el litoral de Tabasco”, indicó.

Comentarios