Jalisco

Semefo Jalisco se niega a entregar a mujer el cadáver mutilado de su hijo

Eva recordó que en dos ocasiones intentaron darle restos humanos que no correspondían a su hijo, incluso en una de ellas, hace seis meses, pidió una misa en un templo de la colonia Manuel López Cotilla, y al final la llamaron del Semefo para decirlo que no le entregarían nada.
lunes, 1 de febrero de 2021

GUADALAJARA, Jal. (apro).- La delincuencia organizada asesinó y mutiló en 2019 a Miguel Ángel, joven sordomudo de 22 años. A la fecha, las autoridades se niegan a entregar completo el cadáver a Eva Ochoa, madre de la víctima.

Llorando, con la voz entrecortada, la mujer narró que el 15 de mayo de 2019 su “niño” se fue a trabajar, pero ya no regresó. En Parques de Santa Cruz, en Tlaquepaque, fue levantado por la delincuencia organizada junto con su patrón --quien tenía un puesto de tacos--, el hijo de éste y dos mujeres.

Por propia cuenta, durante siete meses Eva buscó a su hijo. El primer paso fue dar a conocer la desaparición de Miguel Ángel en la red social Facebook. Varias veces le comentaron que estaba en un determinado punto y ella acudía, pero todo era falsedad. En octubre de ese mismo año identificó los restos de su hijo en el Servicio Médico Forense (Semefo), tras ser hallados en junio, en una fosa clandestina de Santa Anita.

“Nada más estaba su cabeza y una parte de costilla. Diario me iba al Semefo para que me lo entregaran, porque mi madre se me deprimió y al poquito tiempo murió de tristeza. (Ella) me preguntaba ¿por qué no te lo entregan? Yo nunca le dije que estaba en pedazos Miguel Ángel”, refirió.

Eva recordó que en dos ocasiones intentaron darle restos humanos que no correspondían a su hijo, incluso en una de ellas, hace seis meses, pidió una misa en un templo de la colonia Manuel López Cotilla, y al final la llamaron del Semefo para decirlo que no le entregarían nada. “Quiero enterrar lo que esté, que me den lo que esté de mi niño, es lo único que pido”, soltó la mujer al hablar del caso, este lunes. 

David Hernández, presidente de la asociación civil “Da Vida a San Pedro Tlaquepaque”, intervino para que el Ministerio Público (MP) entregara los restos de Miguel Ángel, pero la autoridad se negó porque “no sabía si el caso de la fosa se cerró”. Otro MP se opuso porque el cuerpo estaba incompleto.

“No hay investigaciones, la fosa de Santa Anita se cerró y esa es toda la investigación que va haber (…) nunca le han dado información a Eva de que haya algún seguimiento del caso (…) y no ha habido eco de que le entreguen a su hijo en las condiciones que está”, señaló Hernández.

Tras manifestar que el caso de Eva no es único, sostuvo que otra persona se acercó a la asociación y solicitó apoyo para recuperar el cuerpo de José Andrade Serrano, quien también fue levantado. A los seis meses de ocurrido el hecho, le llamaron de la Semefo para decirle que tenían el cuerpo, pero hasta ahora tampoco se lo han entregado.

Hay “ineficiencia, insensibilidad” y falta organización entre los agentes del MP de la Fiscalía, así como del Semefo, apuntó. 

El pasado 26 de enero, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió la recomendación 1/2021 por la evidente descoordinación entre las áreas de la Fiscalía estatal, y de éstas con el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), también conocido como Semefo.

 

Comentarios