Nacional

Activista preso responsabiliza al gobernador de Colima de lo que pueda ocurrirle en el penal

El exdelegado de Campos, David Díaz Valdez, responsabilizó al gobernador de Colima si algo le ocurre en el interior del reclusorio, a donde fue llevado por tener una ambulancia que prestaba servicios a la comunidad
martes, 16 de febrero de 2021

COLIMA, Col. (apro).- Preso desde hace cinco meses en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chandiablo, en el municipio de Manzanillo, el exdelegado de la comunidad de Campos, David Díaz Valdez, dijo temer por su vida y responsabilizó al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez si algo le ocurre en el interior del reclusorio.

Díaz Valdez, activista detenido el pasado 15 de septiembre, se encuentra vinculado a proceso por un conflicto con la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSBS) en torno a la posesión de una ambulancia que prestaba servicios a la comunidad y fue retirada por la dependencia.

A través de un audio que hizo llegar a los medios de comunicación, David Díaz también responsabilizó de su seguridad al fiscal general del estado, al personal del Ministerio Público y del Poder Judicial, así como al magistrado Sergio Marcelino Bravo Sandoval, ya que “por sus intereses oscuros me tienen preso sin justificación alguna”.

En la grabación, de apenas un minuto y 26 segundos, añadió: “Yo no tengo conflicto alguno con ningún reo peligroso aquí dentro por el cual me puedan matar; tampoco he intentado quitarme la vida aquí dentro de este penal; si llegara a morir aquí, el Estado es el responsable”.

La semana anterior, la diputada federal Claudia Yáñez Centeno denunció que el aparato de poder de Colima “tiene arbitrariamente retenido y encarcelado” a Díaz Valdez, “convertido injustamente en preso político por intereses oscuros del gobernador Ignacio Peralta Sánchez y de la secretaria estatal de Salud, Leticia Delgado Carrillo, hermana del presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo”.

La legisladora dijo que el encarcelamiento de Díaz se dio “por excesos de la medida cautelar impuesta por la juez de control que lleva el caso en la carpeta 348, pues él no incurrió en delito grave suficiente como para que se haya impuesto una prisión preventiva oficiosa, lo que es totalmente doloso, de mala fe y sin apego a la ley”.

De acuerdo con Yáñez Centeno, la situación derivó del intento del entonces delegado de Campos por recuperar una ambulancia que hace casi ocho años fue entregada por el gobierno estatal a la comunidad en comodato, pero la actual administración niega la existencia de ese contrato y retiró el vehículo.

“Está comprobado que sí lo tienen (el contrato), porque la ambulancia fue entregada en comodato, en un acto de dominio público en el año 2013 por el gobierno de Colima a la comunidad de Campos, lo que en su momento fue reconocido oficialmente y publicado por la Secretaría estatal de Salud”.

Abundó: “En el marco de su liderazgo social, y en busca del bienestar de su comunidad, David Díaz trató de recuperar la ambulancia retenida y, al buscar la devolución, lo que obtuvo fue la pérdida de su libertad”.

Yáñez consideró que se ha generado “una flagrante violación” de los derechos humanos del detenido, quien “lleva cinco meses preso, obligado a sufrir las penurias de la convivencia forzada con delincuentes confesos”.

La diputada, hermana de César Yáñez Centeno, coordinador general de Política y Gobierno de la Presidencia de la República, exhortó al gobernador de Colima a que “saque las manos y se libere al líder campesino”, así como a las secretarías de Salud estatal y General de Gobierno que “están interviniendo dolosamente”.

Comentarios