Metro CDMX

Incendio en el Puesto de Control del Metro fue "accidental, fortuito y no previsible": FGJ-CDMX

Integrantes de la Coordinación de Servicios Periciales de la Fiscalía descartaron que el incendio en las instalaciones de la calle delicias 67, colonia Centro, se debió a falta de mantenimiento o a un sabotaje en las instalaciones del organismo dirigido por Florencia Serranía. 
viernes, 19 de febrero de 2021

Sara Pantoja

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Peritos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) determinaron que el incendio del pasado 9 de enero en el Puesto Central de Control (PCC) del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) se debió a “un corto circuito” en el transformador TA-I y que fue “accidental, fortuito y no previsible”.

En videoconferencia, integrantes de la Coordinación de Servicios Periciales de la Fiscalía descartaron que el incendio en las instalaciones de la calle delicias 67, colonia Centro, se debió a falta de mantenimiento o a un sabotaje en las instalaciones del organismo dirigido por Florencia Serranía. 

“El incendio se originó en la planta baja, específicamente en el transformador TA-1, por un corto circuito en sus componentes. El evento fue accidental, fortuito y no previsible. Durante el mismo no se desarrolló ninguna explosión, solo la propagación del fuego a los 6 niveles superiores por conducción, convección y radiación”, informaron.

Los especialistas detallaron que, aunque sí entró en funcionamiento el sistema de supresión de incendios, no fue suficiente pues, por la magnitud de hasta mil 500 grados centígrados y la velocidad de propagación del fuego se incendiaron cinco de los seis pisos del edificio.

Por ello, sugirieron a la administración de Serranía Soto “hacer un análisis de riesgo” y considerar el cambio de los cuatro transformadores de energía del inmueble siniestrado para tener mayor seguridad de los trabajadores y los usuarios del Metro. 

Sobre la valuación de los daños en el edificio, informaron que expertos en arquitectura forense aún se encuentran en el estudio y evaluación para poder determinar si los daños estructurales del edificio ameritan solo reparación o si será necesaria su demolición completa. No obstante, comentaron que quizá para finales de febrero se tengan los resultados.

Respecto al menaje y el equipo dañado que había en los pisos afectados, también continúa la evaluación y estudios de mercado para conocer el monto del catastro y que, después de ello, respondan las aseguradoras correspondientes. 

Y en cuanto a la mujer de 20 años integrante de la Policía Bancaria Industrial (PBI) que murió en el incendio, los peritos determinaron que cayó del cuarto piso del edificio manera accidental.

Tras los primeros resultados del peritaje de la FGJCDMX, quedan pendientes los que determine la aseguradora independiente que también realiza un peritaje sobre el incendio en el PCC que dañó la operación de las líneas 1, 2,3, 4, 5 y 6 del Metro y obligó a que las tres primeras fueran puestas en operación de manera escalonada y con menos capacidad de trenes.  

Comentarios