Auditoría Superior de la Federación

Cuatro años después, las finanzas de Pemex siguen sufriendo por compra de Fertinal

En 2019, Pemex perdió mil 858 millones de pesos, y su capital contable consolidado se derrumbó de 4 mil 189 millones por la compra de Grupo Fertinal, señaló la Auditoría Superior de la Federación
sábado, 20 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– En 2019, a cuatro años de su adquisición fraudulenta por Pemex durante la administración de Enrique Peña Nieto, la empresa de fertilizantes Grupo Fertinal siguen cavando un hoyo en las finanzas de la petrolera mexicana: ese año, la empresa perdió mil 858 millones de pesos, y su capital contable consolidado se derrumbó de 4 mil 189 millones de pesos.

Por si fuera poco, la empresa pagó 539 millones 268 mil dólares de intereses, derivados del préstamo que Pemex pidió en 2015 para comprar la empresa; de este crédito, que la petrolera paga a pérdidas, queda una deuda a largo plazo de 6 mil 969 millones de pesos, según observó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en un informe publicado hoy.

Esta deuda viene de los dos créditos por 635 millones de dólares que Pemex obtuvo en diciembre de 2015, cuando compró la empresa que, en aquel entonces, se encontraba “en quiebra”, según una denuncia que Pemex interpuso ante la Fiscalía General de la República (FGR) en marzo de 2019.

Cuando Pemex compró Fertinal, Banco Azteca obtuvo 406 millones de dólares como reembolso de los créditos que la empresa de fertilizantes debía al banco del magnate Ricardo Salinas Pliego –quien, a la par controlaba acciones en Fertinal a través de sociedades offshore–; este monto incluía un “dividendo” de 50 millones de dólares, decretado por la empresa a pesar de que estar en quiebra, que también pagó Pemex.

De acuerdo con la auditoría publicada hoy, a pesar de que Pemex invirtió cuantiosas sumas de recursos públicos en Fertinal desde 2016, ésta sigue arrastrando “problemas operativos, tales como la baja capacidad de producción de las plantas y deficiencias en los mantenimientos”; aparte, la empresa sigue presentando costos de producción mucho mayores a los precios de venta.

La ASF señaló que Pemex no tiene interés real en la empresa –su consejo de administración solo se reunió en una ocasión–, cuyas unidades de producción están subocupadas en un 40% y 60%, los cuales se reflejaron en “niveles de producción inferiores a la capacidad instalada”, y en la presencia de Fertinal entre las “empresas con más pérdidas” de Pemex.

“Todo lo anterior, pone en evidencia la nula aportación de beneficios económicos de Grupo Fertinal y de sus empresas Subsidiarias en favor de Pemex desde su adquisición y hasta el 31 de diciembre de 2019 y, en consecuencia, no apoya a Pemex a cumplir con su fin de generar valor económico y rentabilidad para el Estado Mexicano”, deploró la ASF.

En reacción a las investigaciones publicadas por Proceso sobre la compraventa fraudulenta de Grupo Fertinal, Grupo Salinas ha reiterado que Pemex adquirió una empresa que estaba “funcionando, sana, y valuada en más de 800 millones de dólares”; en paralelo, el magnate y Banco Azteca demandaron a este semanario y tres de sus trabajadores.

Según la ASF, desde su adquisición en 2016 hasta el 31 de diciembre de 2019, Grupo Fertinal nunca generó dividendos para Pemex o Pemex Fertilizantes; en realidad, reportó pérdidas a lo largo de este periodo.

Comentarios