Elecciones 2021

No es prudente posponer elecciones; la democracia no debe ser víctima del covid: Córdova

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, advirtió que posponer por el covid-19 las elecciones del 6 de junio podría generar una crisis constitucional
miércoles, 3 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las elecciones federales y locales del 6 de junio próximo no serán pospuestas por la pandemia de covid-19, no es prudente ni es necesario, advirtió hoy el Instituto Nacional Electoral (INE).

Una decisión de ese tipo incluso podría generar una crisis constitucional, pues el próximo 1º de septiembre debe instalarse la 65 Legislatura de la Cámara de Diputados, estableció el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

En sesión extraordinaria, el INE aprobó este miércoles el diseño de la boleta electoral para las elecciones federales, e insaculó a los ciudadanos que serán invitados a capacitarse para ser funcionarios de casilla, en visitas a sus casas que tendrán medidas sanitarias reforzadas para evitar contagios del coronavirus SARS Cov2.

Al conocerse el informe final sobre la integración de casillas para los comicios de Coahuila e Hidalgo, realizados en octubre de 2020, el INE reportó que la curva de contagios no aumentó a consecuencia de que los ciudadanos acudieron a las urnas, ni hubo afectación a la salud de quienes estuvieron a cargo de mesas de casilla, ni de quienes acudieron a votar.

“Con tales antecedentes, en condiciones de sacar el proceso en curso, no va a haber posposición porque no es prudente desde el punto de vista democrático, ni es necesario”, sostuvo el consejero Ciro Murayama.

Añadió: “El INE está en condiciones de hacer las elecciones con todo rigor, con toda confianza, y que estas se celebren el 6 de junio, (por lo que) el Plan B es el Plan A reforzado, es decir, capacitación en campo con todas las medidas anti covid”.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, recalcó: “Las elecciones no pueden ser una víctima más de la pandemia que nos aqueja, sino que se tienen que sobreponer e imponerse a las condiciones adversas”.

Antes de la sesión, al participar en el foro “Desafíos jurídicos del proceso electoral 2021”, Córdova insistió en que el aplazamiento de los comicios no es posible, pues es inviable posponer la instalación de la 65 Legislatura el 1 de septiembre próximo “sin entrar en una crisis constitucional”.

“Que ello pueda pasar sin entrar en una crisis constitucional deriva en que la opción de modificar la fecha de las elecciones, que si bien es una opción que no está exenta en este nuevo marco jurídico derivado del propio covid, no es una opción pertinente y no es, sin lugar a dudas, la opción primigenia”.

En Hidalgo y Coahuila, abundó, fue posible realizar las elecciones el 18 de octubre y no el 7 de junio, porque había forma de subsanar la falta de integración de ayuntamientos, en la primera entidad, y el Congreso local, en la segunda.

Temor al covid

En la sesión, Córdova reconoció que sí hubo “temor colectivo” a que, durante la organización de las elecciones locales de esas dos entidades, las personas se negaran a participar en los comicios y hacerse cargo de las casillas.

Pero las conclusiones demuestran que la negativa ciudadana a ser capacitada para fungir como funcionarios de casilla fue reducida, reportó la consejera Dania Ravel Cuevas.

El rechazo de la ciudadanía a participar por miedo a contagiarse de covid-19 fue de mil 5 personas en el caso de Coahuila (3.75%), mientras que en Hidalgo fueron 784 personas (2.89%), expuso.

Córdova destacó que las elecciones no alteraron la curva de contagios de covid-19, ésta se presentó de forma independiente y no la agravó porque “se atendieron los protocolos”, lo que muestra que hay una sociedad que es resiliente.

Los ciudadanos “nos dieron una lección a todos” porque sí hubo un temor colectivo al rechazo generalizado al contagio, pero el informe nos revela lo contrario, 96% de los ciudadanos en Coahuila refrendaron su decisión de estar en las casillas y más de 97% en Hidalgo refrendaron, con conocimiento de la gravedad de la pandemia, su voluntad de hacer democracia. Ahora, para las elecciones federales, serán visitados en sus casas más de 11 millones de ciudadanos para ser invitados a capacitarse y ser parte de los 1.5 millones de presidentes y secretarios de mesas directivas de casillas”.

Los invitados serán los nacidos en agosto y septiembre (como se sorteó en diciembre) y cuyos apellidos comiencen con la letra "A" (como se sorteó hoy).

El consejero Ucc Kib Espadas recordó que es “aburridor y barroco” el mecanismo de doble insaculación, pero es un filtro para evitar el fraude.

Esa doble insaculación, abundó, “hace materialmente imposible el fraude electoral en la casilla electoral”, pues impide colocar operadores políticos, y en caso de que se lograra pese a los filtros “es imposible que controle y opere en su beneficio las casillas”

Comentarios