Lydia Cacho

Sánchez Cordero explicó porqué desestimó violaciones graves a Lydia Cacho; pudo interponer amparo, dice

Sánchez Cordero respondió a la acusación de Lydia Cacho, quien afirmó que la ministra la traicionó en 2007, cuando en la SCJN votó por no sancionar a Mario Marín, al determinar que no había evidencia suficiente que demostrara que violaron los derechos humanos de la periodista.
viernes, 5 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero consideró que la periodista Lydia Cacho debió interponer un amparo para revertir los efectos jurídicos de la orden de aprehensión que libró en su contra una juez de primera instancia del estado de Puebla porque las violaciones a sus derechos humanos, dijo, "no eran graves” de acuerdo al parámetro que en ese momento era la matanza de Aguas Blancas.

En la conferencia mañanera, Sánchez Cordero respondió a la acusación de Lydia Cacho, quien afirmó que la ministra la traicionó en 2007, cuando, en la Suprema Corte, votó por no sancionar al exgobernador de Puebla, Mario Marín, al determinar que no había evidencia suficiente que demostrara que las autoridades estatales, incluido el mandatario, violaron los derechos humanos de la periodista que denunció redes de pedofilia y prostitución.

“No fue a favor del exgobernador de Puebla, hay una precisión. Simplemente las violaciones graves… yo ahí intervine, ahí están las versiones estenográficas, yo ahí dije que sí había habido violaciones a sus derechos humanos que podrían ser resarcidas a través de los medios ordinarios de defensa como es el amparo y que para el parámetro de gravedad de violación grave a los derechos humanos habíamos resuelto el caso de Aguas Blancas…

“La interpretación que se hizo en ese momento del Artículo 197 constitucional de violaciones graves fue el parámetro de esta matanza”, señaló la encargada de la política interna del país.

Luego, Sánchez Cordero consideró que el traslado de Lydia Cacho fue una violación a sus derechos humanos en el nivel de “tortura sicológica” y recordó que la periodista nunca pisó la cárcel en Puebla porque el delito que le imputaron alcanzaba fianza

“Lo que sí fue verdaderamente terrible fue el traslado de Cancún a la ciudad de Puebla y que al final del día, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio una recomendación que se acató por la Secretaría de Gobernación para darle la disculpa pública.

“Eso fue lo que yo dije, que incluso como toda detención, como todo traslado de tantísimas horas, pues prácticamente es una tortura de carácter psicológico y así lo dije textual, pero que pudo haber interpuesto los recursos ordinarios del amparo para no ser trasladada y desde luego, pagó la fianza para no ser privada de su libertad”, señaló la funcionaria federal.

Comentarios