Puebla

Definen este miércoles situación jurídica de Mario Marín

Marín está involucrado en hechos relacionados con la detención y tortura de Lydia Cacho, actos ocurridos los días 16 y 17 de diciembre de 2005.
martes, 9 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este miércoles 10, el Juzgado Segundo de Distrito, en Cancún, dará a conocer la situación jurídica del exgobernador de Puebla, Mario Marín, quien permanece en prisión preventiva en Quintana Roo, al ser acusado de ser el autor intelectual de la tortura infringida a la escritora Lydia Cacho, cometida hace 15 años.   

La organización que ha representado a la periodista y defensora de derechos de las mujeres desde hace 12 años, confió en que Marín permanezca en prisión preventiva, luego de que en la primera audiencia judicial llevada a cabo el 4 de febrero, el juez de Distrito negó la solicitud del exmandatario para seguir su proceso en arraigo domiciliario, “alegando padecimiento en el riñón, peligro de contagio de covid-19 al interior del CERESO y su avanzada edad”, aunque cuenta con 66 años.

Durante la audiencia Marín solicitó la ampliación del término constitucional, de 72 a 144 horas, para que se determine la situación jurídica, plazo que vence este miércoles 10 a más tardar a las 00:50 horas.

“Exhortamos al Poder Judicial de la Federación a conducirse con imparcialidad y que brinden las debidas garantías de seguridad a jueces y magistrados”, señaló Artículo 19 en un pronunciamiento previo a la definición de la situación legal del exmandatario.

La representante legal de Cacho Ribeiro también hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR), “para actuar con diligencia en la localización y detención de los otros autores intelectuales Kamel Nacif y Hugo Karam”, el primero de estos señalado por la escritora como parte de una red de trata de mujeres y niñas descrita en el libro “Los demonios del Edén”.

Al señalar que la detención de Mario Marín “representa un importante avance en la búsqueda de justicia, verdad y reparación del daño”, la organización recordó que el exgobernador de Puebla fue detenido el miércoles 3, en Acapulco, luego de haber permanecido prófugo de la justicia desde abril de 2009, luego de que un juzgado de Distrito en Cancún dictó una orden de aprehensión en su contra.

¿Por qué Marín está preso?

Marín está involucrado en hechos relacionados con la detención y tortura de Lydia Cacho, actos ocurridos los días 16 y 17 de diciembre de 2005.

De acuerdo a los hechos denunciados por la escritora, fue víctima de “tortura con connotación sexual y de género a manos de agentes del Estado mexicano durante su traslado del estado de Quintana Roo al estado de Puebla, en la ejecución de una orden de aprehensión en su contra”.

En apego a las evidencias, detrás de la captura de Cacho estuvo Marín, “a raíz de la denuncia por difamación presentada por Kamel Nacif”, empresario textil radicado en Puebla, cercano a Marín.

Nacif inició el proceso penal en contra de la escritora luego de que su nombre aparecía en “Los demonios del Edén” como el organizador de fiestas en las que se abusaba de menores de edad. Cacho menciona en su libro al menos 19 funcionarios y empresarios mexicanos y extranjeros vinculados a esa red de trata de mujeres y niñas.

De acuerdo a la periodista y escritora, durante el trayecto los oficiales de Puebla la amenazaron con violarla y matarla. Más tarde fue liberada luego de pagar una fianza de 106 mil pesos, para continuar su proceso legal en libertad, que duró más de un año.

En febrero de 2006 se difundió una conversación telefónica en la que Nacif agradecía a Marín -a quien llamó “gober precioso”- por la detención de Lydia Cacho y por haberle propinado un “coscorrón”.

Cacho y sus representantes llevaron el caso hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que determinó, en una votación dividida, que no se comprobaron las graves violaciones a derechos humanos contra la escritora, exonerando con ello a Marín.

Al término de su proceso, Lydia Cacho denuncio penalmente la tortura de que fue víctima, pero en 2008 un juzgado penal de Puebla negó emitir una orden judicial en contra de los agentes señalados por la periodista.

Paralelamente, Cacho llevó su caso ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que en julio de 2018 determinó que, contrario a los señalado por la SCJN, sí se cometieron graves violaciones de derechos humanos en contra de la escritora, ordenando el esclarecimiento del caso, la reparación del daño y una disculpa pública, que se llevó a cabo en enero de 2019.

La determinación del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas reactivó el proceso penal en contra de los responsables de la tortura, y el 11 de abril de 2019 el Primer Tribunal Unitario de Cancún emitió cuatro órdenes de aprehensión en contra de Marín, Nacif, Hugo Adolfo Karam Beltrán, ex jefe de la Policía Judicial de Puebla y Juan Sánchez Moreno, exdirector de Mandamientos Judiciales del estado de Puebla.

Comentarios