Coronavirus

Monreal propone cárcel para quien venda medicamentos o vacunas sin autorización sanitaria

El senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa para castigar con hasta 22 años de cárcel a quien comercialice medicamentos y vacunas contra el covid-19 que carezcan de autorización sanitaria.
jueves, 18 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa para castigar a quien comercialice medicamentos y vacunas contra el covid-19 que carezcan de autorización sanitaria, así como a quien utilice pruebas falsas para detectar el coronavirus.

El coordinador de Morena en el Senado propuso reformas a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal, la Ley Federal de Protección al Consumidor y la Ley de Aviación Civil, en materia de prevención de conductas ilegales en emergencia sanitaria.

Lo anterior, luego de que durante la pandemia aumentaron los fraudes que ponen en riesgo la salud de las personas, de acuerdo con la explicación de motivos.

“Tiene que ver con el ofrecimiento de la aplicación de vacunas que no han sido debidamente autorizadas por la autoridad sanitaria competente y que, por ende, no cuentan con el registro correspondiente para ser comercializadas y, mucho menos, aplicadas a la población”, dice el documento.

Por ello, proponen penas de 22 años a quien venda medicamentos “destinados a la prevención o tratamiento de enfermedades transmisibles con motivo de brote o epidemia, que no cumplan con los requisitos” de la ley.

La iniciativa señala que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó en meses pasados sobre la falsificación y aplicación ilegal de vacunas apócrifas contra covid-19, representando un peligro para la salud al ser de dudosa procedencia.

Además, se plantea una pena de seis meses a cinco años de prisión a la persona que, “a sabiendas de que es portadora de una enfermedad declarada epidemia por la autoridad sanitaria, haga uso de certificados o constancias médicas alteradas o que contengan información falsa, poniendo en peligro de contagio la salud de otras personas en cualquier tipo de transporte”.

En este sentido, recordó que en agosto pasado, la Cofepris alertó sobre el riesgo que representan las pruebas serológicas que no cuentan con autorización sanitaria para su comercialización.

“La alta demanda mundial de las diferentes vacunas contra covid-19, ha impedido que los estados adquieran grandes cantidades de las mismas para vacunar a la totalidad de su población. Esto ha generado un crecimiento en cuanto a la falsificación de medicamentos, pruebas, vacunas, productos e insumos médicos, asunto que se ha dejado ver en la realidad nacional”, apunta.

Comentarios