migrantes

CNDH solicita medidas cautelares para 240 migrantes que fueron deportados de EU

El organismo confirmó que las personas que se encuentran a la intemperie en la Plaza de la República de Reynosa “no cuentan con servicio médico permanente, acceso a medicamentos e insumos de higiene".
miércoles, 24 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares para al menos 240 personas en situación de migración que fueron deportadas por Estados Unidos y se encuentran en la Plaza de la República en Reynosa, Tamaulipas, en situaciones precarias.
    
Tras la publicación en diversos medios de comunicación de las condiciones en que se encuentran los migrantes deportados, personal de la CNDH se trasladó a la ciudad fronteriza los días 21 y 22 de marzo para recoger testimonios de las personas.

El organismo confirmó que las personas que se encuentran a la intemperie en la Plaza de la República de Reynosa “no cuentan con servicio médico permanente, acceso a medicamentos e insumos de higiene, además de que existen omisiones para brindarles seguridad y garantizar el interés superior de la niñez”.

Los migrantes “carecen de alojamiento digno, alimentación y servicio médico, lo cual resulta preocupante en el contexto de la emergencia sanitaria por el covid-19, toda vez que la alta concentración de personas impide mantener la distancia recomendada, además de que no se les ha dotado de cubrebocas e insumos básicos de higiene”, apuntó.

La CNDH solicitó medidas cautelares al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, al Instituto Nacional de Migración (INM), al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y a la Procuraduría Federal de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, para dar “atención humanitaria urgente” a las personas en situación de migración.

Entre las medidas solicitadas, pidió que se proporcione a esa población vulnerable “agua potable, alimentación nutritiva, servicio médico especializado y de primeros auxilios, medicamentos, ambulancias, atención psicológica, infraestructura sanitaria e insumos de aseo personal”.

Asimismo, el organismo consideró necesario “constituir un grupo multidisciplinario, conformado por médicos, psicólogos, trabajadores sociales y abogados, entre otros especialistas, para brindar atención integral a niñas, niños y adolescentes, determinar el interés superior de la niñez migrante, dictar las medidas de protección especiales que requieran y habilitar lugares de alojamiento al número de personas extranjeras que se encuentran en la plaza para prevenir contagios de SARS-Cov-2”.

La CNDH también demandó a las autoridades señaladas, nombrar representantes con capacidad de decisión para formar parte de una mesa de coordinación para “dar seguimiento al caso y salvaguardar los derechos de las personas migrantes”.

Comentarios