migrantes

México se niega a aceptar a todos los migrantes detenidos; estamos negociando con AMLO: Biden

“México está rechazando el aceptarlos (a los migrantes centroamericanos deportados de la frontera sur estadunidense), están diciendo que no los aceptarán, no a todos (...) Estamos en negociaciones con el presidente de México, afirmó en rueda de prensa el presidente de EU, Joe Biden
jueves, 25 de marzo de 2021

WASHINGTON (apro) – Contrario a la especulación de que el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, estaba aceptando a los migrantes deportados de Estados Unidos a cambio de vacunas contra covid-19, Joe Biden reveló que esto no es así.

“México está rechazando el aceptarlos (a los migrantes centroamericanos deportados de la frontera sur estadunidense), están diciendo que no los aceptarán, no a todos”, comenzó explicando Biden el presidente de Estados Unidos durante una conferencia de prensa.

“Estamos en negociaciones con el presidente de México y creo que vamos a ver un cambio en eso, todos deben ser regresados, todos regresados, las únicas personas que no vamos a aceptar que estén sentados del otro lado del Río Grande son los niños”, agregó Biden.

En lo que fue su primera conferencia de prensa formal en la Casa Blanca desde que asumió la presidencia de su país hace 65 días, Biden abordó en detalle el tema del creciente flujo de migrantes centroamericanos en la frontera con México, y en especial de menores de edad.

Respecto a los niños y adolescentes procedentes de Centroamérica que llegan a la frontera sur con la esperanza de que los dejen entrar a Estados Unidos, el presidente Biden especificó que incluso entre estos, muchos deben ser repatriados a sus países de origen.

Tanto en Washington como en la Ciudad de México, los medios de comunicación habían especulado de que a cambio de las 2.7 millones de dosis de vacuna contra covid19 que prestará el gobierno de Biden al de López Obrador, los migrantes centroamericanos, todos, se quedarían en México.

El mandatario estadunidense señaló que su objetivo es ese, pero por ahora hay un rechazo del gobierno mexicano y sobre eso se está negociando, tomando en cuenta que hay decenas de miles de centroamericanos que quieren entrar y quedarse en Estados Unidos.

La migración de menores de edad que llegan solos a la frontera sur estadunidense ha crecido un 28% en lo que va de 2021 respecto al año anterior, de acuerdo con lo que dijo Biden, aclarando que esto es normal en estas épocas de primavera y que siempre ha sido así.

“Están viniendo y ocurre cada año no porque yo sea una buena persona y decente…en el gobierno de Trump se incrementó en 31% y nadie pensó que se diera porque él era buena gente, son las circunstancias en sus países las que los obligan a emigrar”, estableció el presidente.

El deterioro económico en El Salvador, Guatemala y Honduras que empeoró por la pandemia, la inseguridad y el crimen organizado, fueron delineados por el presidente de Estados Unidos como las causas que empujan a sus ciudadanos a emigrar y buscar mejores oportunidades.

Trump, responsable del caos

Biden acusó a Trump de haber desmantelado el andamiaje que tenía Estados Unidos para una migración ordenada y humana y echó abajo el proceso de asilo para peticionarios de Centroamérica, lo que causó la crisis en la frontera norte de México.

Para atender a los migrantes menores de edad, Biden dio a conocer que en el Fuerte Bliss, en Texas, se albergarán a unos 5 mil menores edad y que poco a poco a los que están bajo custodia de la Patrulla Fronteriza los reunificarán con sus familiares o patrocinadores.

“La mayoría de la gente está siendo regresada, miles, decenas de miles”, insistió el mandatario estadunidense apuntando que el 70% de los menores que llegan solos a la frontera sur de su país tienen entre 16 y 17 años, que no son bebes ni niños de tres años.

Incluso, cuando se le preguntó qué hará su gobierno sobre el caso específico de niños que están llegando solos, Biden respondió que para quienes sus madres se encuentren en su país de origen, los menores serán repatriados.

Si los padres o familiares cercanos de menores que llegan solos a la frontera sur se encuentran ya en Estados Unidos, el gobierno de Biden instrumentará la reunificación familiar después de un protocolo de verificación que no los ponga en peligro.

Los adolescentes que están llegando solos a la frontera, según el mandatario, traen consigo un número telefónico y lo que se hace es garantizar en 24 horas que este sea de sus padres o familiares inmediatos y no de traficantes de personas, los famosos coyotes.

Antes, este proceso de verificación de teléfono tardaba semanas o meses según Biden, por lo que confía en que ahora con la celeridad que se le da al trámite se pueda no solo disminuir el número de menores en centros de refugio, sino también agilizar la reunificación familiar o repatriación.

“Hay que llevarlos a los lugares donde tengan un familiar y definir una fecha para su audiencia (migratoria)… o llevarlos a refugios donde tengan todos los servicios humanitarios que necesitan para su cuidado hasta que se defina su situación”, concluyó el presidente estadunidense.

Comentarios