Quintana Roo

Madre de Victoria: mi hija fue "cruelmente ajusticiada" en México

La señora Rosibel Arraiza comentó que en la Cancillería salvadoreña le aseguraron que sí podían ayudar a su familia a llegar a México para ver a sus nietas.
lunes, 29 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Rosibel Arriaza, la madre de Victoria Salazar Arriaza, la salvadoreña asesinada en Tulum, Quintana Roo, por parte de policías que se excedieron en el uso de la fuerza al detenerla, exigió justicia por el crimen de su hija, quien llevaba cinco años viviendo en México, junto con sus dos hijas menores de edad.

“Yo siento indignación, me siento impotente. Me siento frustrada, yo hubiera querido estar allí, como madre, pero no, una no puede estar en todos los lugares. Ella no merecía esa muerte, fue un abuso de autoridad”, indicó la señora originaria del Departamento de Sonsonate.

Entrevistada por medios salvadoreños al salir del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador para reconocer el cuerpo mediante fotografías, la señora comentó que su hija “ha sido cruelmente ajusticiada por policías en Quintana Roo, México, por lo que yo pido justicia para mi hija porque realmente no veo yo una causa justificada.”

Comentó que estaría más satisfecha si esos señores pagaran. Este crimen dejó en la orfandad a dos adolescentes de 15 y 16 años en México.

“El caso de mi hija lo están comparando con el caso de George Floyd, en Estados Unidos”, dijo, en remembranza del asesinato del estadunidense afroamericano que murió por brutalidad policiaca y dio origen al movimiento Black Lives Matter.

“Entonces, no es justo, pues mi hija deja en la orfandad a dos niñas, que allá las tenía en México. Entonces ahorita estamos en ese dilema. Ahorita también nos han llenado una forma para ver si nos ayudan a llegar para el lugar, ir a consolar a las niñas, pues, porque son menores de edad, una de 15 y una de 16”, indicó la madre de Victoria Salazar, Rosibel Arriaza, a medios salvadoreños.

La señora Rosibel Arraiza comentó que en la Cancillería salvadoreña le aseguraron que sí podían ayudar a su familia a llegar a México para ver a sus nietas, pues “supuestamente una niña ya está en custodia del DIF, del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, mientras la otra no porque siente temor de la policía, piensa que la policía le puede hacer algo.”

Victoria Salazar Arraiza vivía en México. Tenía una visa humanitaria desde hace cinco años y trabajaba en el área de limpieza en hoteles. Era madre soltera.

¿Qué le pasó a Victoria?

Victoria Salazar Arraiza, de 36 años, fue asesinada el 27 de marzo por 4 agentes de la Policía Municipal de Tulum que le causaron una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra, cuando la estaban sometiendo y esposando tras detenerla en la calle.

“Las lesiones referidas, de acuerdo con los dictámenes en materia de criminalística, medicina forense y al material videográfico, que forman parte de la carpeta de investigación son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”, indicó la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, en un comunicado.

Refirió que la técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, lo que causó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza.

Por eso, durante la madrugada del domingo, el fiscal del Ministerio Público ejerció la acción penal contra los 4 municipales por su probable participación en el feminicidio y fueron ingresados al centro de detención y puestos a disposición de un juez de control.

El caso ha causado indignación en las redes sociales, donde se han compartido diversos videos donde se ve a la mujer tirada en el suelo, sin signos vitales y cómo los policías la cargan y se la llevan del lugar en la parte trasera de la camioneta de la Policía Municipal.

 

Comentarios