Vitol

Vitol, el escándalo de corrupción que desconocía el gobierno

“A nosotros nos importan que nos digan quiénes recibieron el soborno, si no sabes quiénes, no podemos aceptar la supuesta reparación del daño porque seríamos encubridores, cómplices… eso lo tiene que saber Vitol, para empezar”, dijo el mandatario.
miércoles, 3 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un caso de corrupción en Pemex, juzgado y sancionado en Estados Unidos, estaba fuera del radar del gobierno: Vitol, una trasnacional energética de origen suizo, pagó sobornos a funcionarios mexicanos y por ello, enfrentó un proceso judicial en el país vecino, pagó multas y avisó a México que estaba listo para resarcir el daño... pero en la petrolera del Estado, no sabían ni de qué les estaban hablando.

Hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador, y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, informaron que ejecutivos de la trasnacional se acercaron para ofrecer una reparación del daño y, con el proceso judicial resuelto en Estados Unidos, propusieron reiniciar negocios, lo que los tomó por sorpresa.

El caso es una paradoja: el presidente López Obrador viene insistiendo en conseguir resarcimientos por los casos de corrupción y en este, la oferta de resarcimiento se hizo sin que el caso de corrupción fuera conocido por el gobierno.

La exposición del asunto fue también peculiar, por el énfasis en la sorpresa y la falta de asideros legales. El presidente López Obrador contó:

“Se arreglan allá (en Estados Unidos), le mandan un escrito al director de Pemex diciendo que ya arreglaron, que quieren reparar el daño a México: unos 17 millones de dólares, más otros 30 millones de dólares. La pregunta de Octavio (Romero), fue ¿cómo le hago? Me están dando dinero, pero no puedo recibirlo”.

Ante las comunicaciones de ejecutivos de Vitol, el mandatario se planteó que antes de continuar con una negociación, informen a quién sobornaron:

“A nosotros nos importan que nos digan quiénes recibieron el soborno, si no sabes quiénes, no podemos aceptar la supuesta reparación del daño porque seríamos encubridores, cómplices… eso lo tiene que saber Vitol, para empezar”.

Octavio Romero narró en breve las comunicaciones: la empresa le informó que habían resuelto el problema ante la justicia estadunidense y en respuesta, él escribió que le daba gusto que hubieran resuelto el problema, pero “lo que no nos da gusto es que ni enterados estábamos”.

Por ahora Vitol atribuye a la secrecía del debido proceso la imposibilidad de entregar la información de los sobornados, pero entraron en pláticas en la revisión de los contratos que están vigentes.

El caso, a revisión de la Consejería Jurídica

El caso se fue a revisión de la Consejería Jurídica del Ejecutivo anoche para que, a su vez, de vista a la Fiscalía General de la República, que inclusive podría avanzar en un pedimento de cooperación con la justicia estadunidense.

La cuestión es cómo generar un resarcimiento del daño en un asunto que ni siquiera se conocía, es decir, no hay marco legal.

“Este es un tema no nada más de dinero. El dinero a Pemex y a todos en este país es muy importante, pero tiene que tener un origen claro y saber a condición de qué estoy recibiendo una indemnización”.

En su oportunidad, el presidente López Obrador cuestionó que las empresas actúen sin ética, sobornando funcionarios y, en relación a Vitol, expresó que para su gobierno no solo importa el dinero y ya instruyó profundizar en el asunto.

Comentarios