Sonora

Acusan que miembros del Ejército han invadido terrenos en Sonora de manera ilegal

Ejidatarios del Ejido "El Bajío" de Caborca, Sonora, denunciaron que efectivos del Ejército incursionaron ilegalmente a sus terrenos para amenazarlos, golpearlos y acusarlos de tener armas en sus propiedades.
domingo, 7 de marzo de 2021

SALTILLO, Coa. (proceso.com.mx).- Ejidatarios del Ejido "El Bajío" de Caborca, Sonora, denunciaron este domingo que efectivos del 45 Batallón del Ejército mexicano incursionaron ilegalmente a sus terrenos para amenazarlos, golpearlos y acusarlos de tener armas en sus propiedades.

En los últimos meses, los campesinos han denunciado incursiones a sus tierras por efectivos de la policía estatal, del Ejército mexicano e incluso por miembros del crimen organizado para obligarlos a que abandonen su ejido, cuyo subsuelo aloja una gran veta de oro que meses atrás estuvo explotando ilegalmente la Minera estadounidense Penmont, alidada de la mexicana La Herradura de Alberto Baillères.

En una carta enviada a Proceso y también dirigida al comandante de la 45/a. Zona Militar con sede en esta ciudad de Nogales,  los ejidatarios presentaron su "más enérgica protesta por el ilegal actuar de elementos del Ejército Mexicano”.

La carta precisa que el pasado 3 de marzo de 2021, los militares arribaron a las tierras ejidales a bordo de las patrullas oficiales  con matrículas números 0922147 y 0922160.

"Entraron furtivamente a nuestras tierras y asentamiento humano violentando con ello la propiedad privada de nuestro ejido El Bajío, Caborca, Sonora a las 15:00 horas, introduciéndose a nuestro asentamiento humano sin nuestro permiso como ejido y a los hogares de nuestros ejidatarios en franco allanamiento de sus moradas lo cual tipifica nuestra ley penal como delito", precisa la carta.

El texto señala que los miembros del Ejército amedrentaron y hostigando a los  ejidatarios, amenazándolos con sacarlos por la fuerza de sus tierras, incluso golpeando físicamente a algunos de ellos quienes intentaban grabar video pero los militares les  retuvieron sus teléfonos celulares para impedirlo.

“Otros más fueron agredidos por no acertar a responder los cuestionamientos absurdos hechos por  estos allanadores; en el entendido que jamás mostraron una orden judicial de autoridad competente para introducirse a los terrenos de nuestro ejido”.

Los ejidatarios señalaron que esa acción confirma que Alberto Baillères González continúa gozando con apoyo del Ejército mexicano y que los utiliza para atropellar los derechos del ejido y sus habitantes desde el 2013, dice la carta.

El antecedente de la intromisión de policías estatales y efectivos del Ejército a terrenos del  Ejido el Bajío, se remontan desde que los campesinos le ganaron un juicio agrario a la  la Minera Penmont, debido a que explotó ilegalmente los terrenos del ejido para extraer oro.

Tras ganar la demanda, el Tribunal Unitario Agrario distrito 28 con sede en Hermosillo, ordenó a la minera que invadió ilegalmente las tierras a que les regresara la posesión de sus tierras y resarciera el ilegal usufructo que realizó durante casi 17 años.

Para evitar someterse al fallo, Penmont vendió su participación a la Mina la Herradura y ahora ésta se niega a acatar el fallo a favor del Ejido del Tribunal Agrario, sentencia  que se remonta al año 2014.

Los abogados de los ejidatarios aseguran que la minera La Herradura ha evitado que los magistrados del Tribunal Unitario Agrario realicen la ejecución del fallo y que identifiquen y cuantifiquen los daños a reparar, de acuerdo con la demandada de los ejidatarios.

Comentarios