Redes Sociales

Propuesta para regular redes sociales en México limitaría libertad de expresión: HRW

La propuesta para regular las redes sociales en México del líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, limitaría “gravemente” la libertad de expresión en el país, alertó Human Rights Watch.
miércoles, 14 de abril de 2021

WASHINGTON DC, EU (apro).– La propuesta para regular las redes sociales en México del líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, limitaría “gravemente” la libertad de expresión en el país, denunció la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW).

“El proyecto exigiría a las empresas censurar categorías amplísimas de contenido en línea, lo cual contraviene las normas internacionales actualmente en vigencia; el senador Monreal debe desistir de su propuesta”, sostuvo HRW por medio de un comunicado de prensa.

La organización que vigila la defensa de los derechos humanos en el mundo destacó que la propuesta del senador mexicano emanó de la decisión de las plataformas privadas Twitter y Facebook de suspender las cuentas del expresidente estadunidense Donald Trump.

En este mismo tenor, HRW anota que el propio presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en enero de este año se expresó en desacuerdo con las empresas privadas de redes sociales de cancelar la cuenta de Trump por publicar mentiras para manipular a sus seguidores.

Del proyecto de ley de Monreal, HRW sostiene que impone “las restricciones más severas a la libertad de expresión que México ha visto en décadas y allanaría el camino para que se prohíba la operación de las redes sociales” que permitirá al gobierno censurar cuando lo decida.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, indica que el argumento de Monreal para defender su proyecto de reforma a las redes sociales no tiene eco en términos de la libertad de expresión en México.

La organización subraya que bajo la idea de Monreal el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se transformaría en un árbitro con autoridad para anular las decisiones de operadores de redes sociales sobre cómo y cuándo eliminar publicaciones de usuarios o suspender o cancelar sus cuentas.

“Permitiría al IFT sancionar a operadores de redes sociales con multas de hasta 4.4 millones de dólares si incumplen sus normas o si está en desacuerdo con sus decisiones”, anota HRW.

Una actuación así del órgano regulador agudizaría aún más la concentración de los medios a obligar a empresas pequeñas a dejar de operar en México para escapar de la imposición de multas cuantiosas por decisiones arbitrarias de la IFT.

“Conforme al proyecto (de Monreal), toda red social con al menos un millón de usuarios deberá obtener permiso del IFT para operar en México”, matiza HRW a lo que anota que esto facultaría al órgano regulador a revisar y modificar los términos de servicios a las redes.

HRW abunda en ese sentido al destacar que con ello el IFT prohibiría la operación de cualquier red social o impedir que usuarios en México se unan a una red no autorizada, lo que impone limitaciones significativas a la libertad de expresión.

A su vez una realidad en este sentido la acción alentaría a los operadores de las redes sociales a bloquear usuarios en México para evitar ser sometidos al proceso de revisión del IFT, amén de que se vetaría o censuraría expresiones como ‘mensajes de odio’ y ‘noticias falsas’.

Implica a su vez que el gobierno de México censure contenidos legítimos al obligar a las redes a eliminar contenidos con los que este en desacuerdo, lo que es incompatible con lo que dicta la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“El proyecto prohibiría que las redes sociales moderen el contenido en sus plataformas por motivos no mencionados explícitamente en el texto, como evitar el spam, limitando la capacidad de las redes para tomar decisiones razonables de qué contenidos permitir”, indica HRW.

El organismo internacional enfatiza que México no debe aprobar leyes contra las llamadas noticias falsas u otros conceptos imprecisos y ambiguos o establecer restricciones innecesarias o desproporcionadas a las redes sociales o los contenidos en línea.

Por el contrario, HRW encomia al gobierno mexicano a incentivar a las empresas a ser transparentes sobe la moderación de contenido y a ofrecer a recursos a los usuarios cuyas cuentas sean suspendidas para tomar sus propias decisiones respecto a qué plataformas y cómo usarlas.

“La propuesta del senador Monreal no es más que pura y simple censura, y contradice las normas jurídicas internacionales al habilitar al gobierno mexicano a restringir el acceso a algunos sitios web y a decidir qué contenidos pueden o no difundir los usuarios de redes sociales”, explicó Vivanco en el comunicado de HRW.

Comentarios