INEA

Reyes Sahagún asume dirección del INEA pese a anomalías en la nómina de servidores de la nación

Ya frente al INEA, Reyes Sahagún sustituyó a Rodolfo Lara Ponte, quien presentó su renuncia a la dirección el pasado 16 de marzo.
lunes, 19 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pesar de las irregularidades por más de 561 millones de pesos en la nómina de los llamados “servidores de la nación”, detectadas durante su gestión, la excoordinadora de delegaciones de la Secretaría de Bienestar, Teresa Guadalupe Reyes Sahagún, asumió la dirección del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La extitular de la Comisión de Elecciones de Morena --muy cercana a Gabriel García Hernández, coordinador de la estructura de “superdelegados”, delegados regionales y de los miles de “servidores de la nación” que desplegó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador a lo largo y ancho del país-- se incorporó el pasado jueves 15 a la SEP, cuya titular es ahora Delfina Gómez Álvarez.

Las mujeres se conocen bien: durante los primeros dos años de gobierno de López Obrador, Gómez fue la “superdelegada” del presidente en el Estado de México –entidad que trató de gobernar en 2017--, mientras que Reyes Sahagún coordinaba y pagaba la estructura dirigida por Gabriel García Hernández en la Secretaría de Bienestar.

En febrero pasado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó que en 2019 la nómina de los “servidores de la nación” estuvo plagada de un sinnúmero de irregularidades y, tras observar que la Secretaría de Bienestar “no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia”, determinó un monto por aclarar de más de 561 millones de pesos.

Semanas antes del informe final de la ASF, en la revista Proceso el reportero Arturo Rodríguez García reveló que en un reporte preliminar el daño probable al erario se elevaba a 3 mil millones de pesos.

En su informe la ASF destacó que, bajo la administración de Reyes Sahagún, la Coordinación de Delegaciones no tenía justificativos para pagos de nómina, mientras que su base de datos de “servidores de la nación” tenía fallas, como RFC que no corresponden, CURP duplicadas o CLABES asociadas a varias personas, entre muchas otras. 

Además, sostuvo que la Secretaría de Bienestar no pudo justificar con reporte de percepciones y nóminas el pago de 321 millones 90 mil pesos a los “servidores de la nación”, que a principios de 2019 eran contratados bajo la figura de “honorarios” y personal de carácter eventual.

Ya frente al INEA, Reyes Sahagún sustituyó a Rodolfo Lara Ponte, quien presentó su renuncia a la dirección el pasado 16 de marzo; al día siguiente, Susana Scherer Ibarra, directora de Concertación y Alianzas Estratégicas en la misma institución, también renunció.

Comentarios