Oaxaca

Desplazados de Tierra Blanca Copala denuncian incumplimiento de acuerdos con el gobierno federal

Alrededor de 60 pobladores de la comunidad de Tierra Blanca Copala, Oaxaca, desplazados por un grupo paramilitar, acudieron a la revista Proceso para denunciar el incumplimiento de acuerdos con el gobierno federal.
miércoles, 21 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pobladores de la comunidad de Tierra Blanca Copala, Oaxaca, desplazados por la invasión de un grupo paramilitar de la región triqui vinculado a Morena, que se instaló en plantón en calles del centro de la Ciudad de México, denunciaron el incumplimiento de acuerdos con el gobierno federal para un retorno seguro a su territorio.

Unas 60 personas, entre mujeres y niños, acudieron a las instalaciones de la revista Proceso para desmentir que el gobierno federal haya brindado apoyo alimenticio a los desplazados, así como que el origen de la movilidad de la población se deba a un tema entre organizaciones sociales, como argumentó el presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencias matutinas.

Horacio Santiago, vocero de los desplazados, explicó en entrevista que han tenido interlocución con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, quien se comprometió a mandar un destacamento de la Guardia Nacional a la comunidad para garantizar el regreso seguro de las cerca de 500 personas que tuvieron que abandonar Tierra Blanca Copala, luego de que entre el 25 y el 28 de diciembre del año pasado hubo una incursión violenta de personas que pertenecen al Movimiento Unificador de la Lucha Triqui (MULT), vinculado al partido del presidente López Obrador.

De acuerdo con una carta entregada a Proceso, tras el primer ataque a Tierra Blanca Copala, a principios de enero, en una asamblea general “los pobladores de esa comunidad decidieron incorporarse a las filas del MULTI, situación que no agradó al Estado y mucho menos a su brazo armado no oficial, los paramilitares del MULT, que desde 2012 tiene compromisos con AMLO para votar por Morena”.

Según el comunicado, el MULT apoya en la contienda electoral por la diputación federal por Tlaxiaco a Beatriz Pérez López, hija de Juan Domingo Pérez Castillo, “autor intelectual de los asesinatos del 26 de diciembre del año pasado”, mientras que su suplente es Emelia Ortiz García, hija de Manuel Ortiz Domínguez y sobrina de Carmelo Ortiz Domínguez, “ambos paramilitares del MULT”.

Para los desplazados, el retiro de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal de la región fue para que “los paramilitares del MULT tengan la vía abierta para cometer sus crímenes de lesa humanidad contra la comunidad de Tierra Blanca Copala”, de ahí que se mantengan en plantón indefinido en el Eje Central Lázaro Cárdenas y la avenida Juárez, hasta que se resuelvan sus demandas.

Horacio Santiago explicó que a partir de que el 29 de diciembre fue encarcelado el dirigente de Tierra Blanca, Marcos García de Jesús, a quien “le fabricaron delitos y le abrieron una carpeta de investigación en Oaxaca, ingresaron unos 300 hombres armados, lo que generó un primer desplazamiento hacia comunidades vecinas”.        

Después de un acuerdo con el gobierno de Oaxaca se instaló durante tres días una partida de policías estatales y de la Guardia Nacional que estuvieron en Tierra Blanca Copala del 11 al 13 de enero, y cuatro días después, del 17 a 22 de enero, ocurrió una acción todavía más violenta por parte de la gente del MULT, que provocó que unos 500 habitantes, la mayoría mujeres y niños, salieran huyendo --algunas decenas-- hacia la Ciudad de México.

El vocero de los desplazados destacó que el 25 de enero fueron recibidos por primera vez por Encinas, quien más tarde, el 14 de febrero, acudió a la comunidad vecina de Tierra Blanca, Yosoyuxi, donde escuchó a las víctimas de las acciones violentas que dejaron como saldo cuatro personas asesinadas, dos desaparecidas y varios heridos, entre ellos seis de gravedad, tres menores de edad.

“En esa ocasión, una vez más Alejandro Encinas se comprometió a llevar la Guardia Nacional a Tierra Blanca Copala y a instalar un cuartel para garantizar el regreso y estancia segura de los desplazados; el 4 de marzo volvimos a tener un tercer encuentro con él y sus colaboradores y nos reiteraron el compromiso, además de que se dio a conocer que el ingreso de la Guardia Nacional era respaldado por otras tres organizaciones de la región, el MULTI (Movimiento Unificador de la Lucha Triqui Independiente), Ubisort (Unión de Bienestar Social de la Región Triqui) y la CNC (Confederación Nacional Campesina).

“Sin embargo, lo que se nos ha dicho es que la gente del MULT, o sea las personas armadas, el grupo paramilitar, se opone a que ingrese la Guardia Nacional, y que eso es lo que detiene el regreso a las comunidades, lo cual nos parece ilógico”, expuso el vocero de los triquis desplazados.

Horacio Santiago reconoció que la invasión del territorio de Tierra Blanca Copala está “politizado”, debido a que la cercanía que tiene el MULT con Morena “ha dado carta de impunidad a los paramilitares; el presidente dice que es un conflicto entre grupos, pero eso no es cierto, porque hasta ahora Tierra Blanca Copala se había mantenido neutral en el conflicto que hay entre el MULT y el MULTI”.

Puntualizó que las protestas que se mantienen en el centro de la Ciudad de México “no es contra el presidente López Obrador ni contra Morena, simplemente no sabemos si el presidente tiene toda la película o no quiere ver la película, o a lo mejor no ha querido escuchar al subsecretario Encinas, quien sí tiene toda esta información de los crímenes que está cometiendo la gente del MULT y que se siente apoyada por el presidente”.

Después de realizar una manifestación afuera de las instalaciones de Proceso, los triquis desplazados en la Ciudad de México se retiraron para reforzar su campamento en el centro de la Ciudad de México.

Comentarios