Baja California

A seis meses de concluir su gestión, Bonilla decide endeudar a BC y Congreso se lo aprueba

Los diputados de Morena también le dieron otro regalo a Jaime Bonilla este día: eliminaron la autonomía de las fiscalías anticorrupción y la electoral.
miércoles, 21 de abril de 2021

MEXICALI, B.C., (apro).- A seis meses de dejar la gubernatura, Jaime Bonilla Valdez decidió endeudar al estado por 3 mil millones más, que se suman a otros 21 mil millones que la entidad ya tenía, por lo que la deuda se elevará a 24 mil millones de pesos.

Con 19 votos a favor, cinco en contra y una abstención, Morena, PVEM y PT aprobaron la solicitud del gobernador morenista para solicitar un crédito de 3 mil millones de pesos, los cuales serán descontados del Fondo del Aportaciones para el Fortalecimiento de Entidades Federativas (FAFEF), es decir, dejará al próximo gobierno con menos recursos.

Tradicionalmente, los gobiernos estatales pagan nómina de maestros y temas de seguridad, pidiendo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un adelanto de las ministraciones que se le entregan cada trimestre por parte de la federación y lo cual forma parte de lo que el Congreso de la Unión aprueba el 15 de noviembre como parte del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Esta práctica inició luego de que el gobierno federal eliminara parte del llamado Ramo 23, debido a que estos recursos donde se aprobaban obras para los estados se autorizaban previo “moche” o comisión que el diputado federal cabildeaba.

Jaime Bonilla recibió el estado con una deuda de 34 mil millones de pesos: al primer año el congreso local le aprobó un crédito de 12 mil millones de pesos para “refinanciar” dicha deuda. Luego, se pagaron 8 mil millones a la deuda neta.

Ahora, los diputados le aprobaron un crédito de 3 mil millones de pesos a pagar en 20 años y con cargo a las participaciones federales, sin embargo, no sumaron los 5 mil millones de pesos que será lo que en realidad estará pagando el gobierno debido al cobro de intereses.

En la solicitud y dictamen que se sometió a votación, se incluyó la opinión técnica del actual Auditor Superior del Estado, Jesús García, quien dos años atrás se desempeñaba como dirigente estatal del brazo popular del PRI: la Confederación Nacional Obrero y Popular (CNOP).

Los 3 mil millones de pesos serán, según Bonilla, para concluir obra pública. Y aparejado a dicho crédito que se autorizó, el gobierno estatal, según establece la Ley de Disciplina Financiera, debe pagar antes de que concluya el mes entrante, créditos a corto plazo por 2 mil millones de pesos.

El gobierno de Bonilla concluye el 31 de octubre. Y mientras el Congreso avalaba la solicitud de crédito, los aspirantes a sucederlo, con excepción de la candidata de Morena, Marina del Pilar Olmeda Ávila, protagonizaban un debate organizado por la Coparmex local.

Los diputados de Morena también le dieron otro regalo a Jaime Bonilla este día: eliminaron la autonomía de las fiscalías anticorrupción y la electoral. La propuesta fue presentada por el propio gobierno estatal para que ambas instancias dejen de ser autónomas y dependan ahora de la Fiscalía General del Estado.

El dictamen 86 de la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales reforma cuatro artículos de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado y hace adiciones a dos más, además de abrogar las leyes orgánicas de las fiscalías anticorrupción y electorales, las cuales fueron propuestas por el Grupo Parlamentaria de Morena y aprobadas en esta Legislatura.

Con la modificación de Jaime Bonilla y aprobada ya en comisiones se le quita la autonomía a las Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos y a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales para convertirlas en dependencias de la FGE con función de Ministerios Públicos.

Comentarios