Coronavirus

López-Gatell descarta riesgo por vacunas de AstraZeneca fabricadas en Baltimore

El subsecretario de Salud reconoció que las dosis que llegaron a México fueron envasadas en la misma planta involucrada en un problema de producción de vacunas de Johnson & Johnson pero pertenecen a un "ciclo independiente".
viernes, 23 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Hugo López-Gatell dijo que no hay riesgo en las 2.7 millones vacunas contra covid-19 de AztraZeneca elaboradas en la planta Emergent BioSolutions, en Baltimore, que fue cerrada a petición de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) por un error con las vacunas de Johnson & Johnson.

“Las vacunas de AstraZeneca, 2.7 millones que llegaron a México provenientes de Estados Unidos a México, efectivamente fueron envasadas en la misma planta que está involucrada en este problema de fallo de producción. Afortunadamente, en el ciclo de producción que estuvieron involucradas las que vinieron a México y otras que fueron a Canadá, es un ciclo independiente”, aseguró en la conferencia de prensa vespertina sobre covid-19.

Es la misma fábrica, reconoció, pero el proceso de producción fue verificado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y cumplió con todos los estándares y la evaluación del producto final, del cual nosotros tenemos un certificado de análisis que es el documento legal internacional de reconocimiento de un producto seguro, de calidad y eficaz y no se libera dosis alguna si no cumple con los requisitos.

“Tenemos certeza de que era un producto seguro, de calidad, el que pusimos a 2.7 millones de mexicanos”, añadió.

No hay errores, sino lecciones

“No hay errores que lamentar sino lecciones que aprender”, aseguró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell respecto al manejo de la pandemia.

En cuanto a las personas que les cobraron 20 pesos por estar en la fila esperando la vacuna contra covid-19, dijo desconocer si hay manera de identificar quién lo hizo y se puedan tomar acciones para que no suceda porque la vacuna es gratuita para la población mexicana.

“Yo diría que en ningún caso se puede hablar de error. Ninguna entidad federativa creo que haya cometido errores y de hecho si lo extendiéramos al mundo pienso que no sería el término más apropiado hablar de errores.

“Esta es una situación extremadamente compleja y tal como ocurre con cada epidemia existen fundamentos científicos, teóricos generales, experiencias acumuladas, manuales de planes de preparación y respuesta que dan guías, pero se va aprendiendo día a día con la experiencia”.

El caso Coahuila

El secretario de Salud de Coahuila, Roberto Bernal Gómez, explicó la estrategia para contener la pandemia de covid-19 pues ya están en semáforo verde.

Al principio se crearon cinco subcomités integrados por el gobernador o su representante, presidentes municipales, jefe de la Jurisdicción Sanitaria, directores de hospitales públicos o privados, representantes del Ejército, Guardia Nacional, la Cruz Roja Mexicana y organismos empresariales.

“Nos dimos a la tarea de reclutar a la gente experta en esto y es un grupo de asesores de más de 10 personas: virólogos, infectólogos, maestros en salud pública, doctores en biología molecular y todos los que estábamos involucrados en esto para que asesoraran las políticas del estado”, indicó.

Se crearon 5 laboratorios más de biología molecular y se fortaleció al Laboratorio Estatal y se han realizado de 40 a 2 mil pruebas PCR diarias.

“Si no hay diagnósticos no hay cercos sanitarios. Por eso era muy importante al principio hacer muchas pruebas. Bajo estas condiciones de inicio que era muy difícil, logramos poner esos laboratorios e incrementamos la capacidad del laboratorio molecular y ahorita no se necesitan tantas porque estamos en semáforo verde.

“Es motivo de mucho orgullo que el promedio de pruebas realizadas es de 4 mil 746 pruebas. Nuestro estado ha probado 13 mil 659 pruebas por cada 100 mil habitantes. Llevamos un total de 436 mil 650 pruebas realizadas que significa haber muestreado a más del 13% de la población de Coahuila”, indicó.

Recordó el caso de Monclova de hace un año, cuando un chofer se infectó y murió y dos días después el médico que lo atendió y empezaron los contagios tremendos en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Monclova y las muertes.

“A través de la empresa en Monterrey nos contactamos con los principales investigadores y les presentamos el caso, lo analizamos. Nos apoyó la Secretaría de Salud de Nuevo León. ‘Cierre el hospital doctor, pero se quedan 14 días, los que estén positivos los lleva a un hotel y los que estén negativos siguen trabajando con medidas de protección’”, contó.

Después, añadió, se registró un hecho inédito después de muchas negociaciones con el IMSS y firmado como convenio. “Una de las torres del IMSS se hace covid-19 y atiende a todos los pacientes de la región y nosotros ponemos hospitales móviles y ahí los atendemos hasta la fecha”.

Otra de las cosas que hicieron fue crear estancias de contención para pacientes que requieren vigilancia estrecha y oxigenoterapia sin llegar a hospitalización o para pacientes convalecientes.

Los migrantes han sido un tema para Coahuila porque el estado tiene dos fronteras con Estados Unidos: Piedras Negras y Acuña. La tensión del 2020 fueron 2 mil 500 migrantes, se cerraron las casas de migrantes y todavía, por semana, regresan deportados entre 400 a 600 migrantes todos los días por cada una de las fronteras.

“Fuimos el primer estado, junto con la Ciudad de México, en vacunar a los médicos, junto con la Secretaría de la Defensa Nacional. De tal forma que hacemos un prerregistro y mandamos camiones a recogerlos y los llevamos una forma ordenada, igual como lo hicimos ahora con los maestros”.

Al respecto, López-Gatell celebró que el caso de Coahuila es ejemplo de respuesta útil y ágil con un compromiso institucional muy claro y por eso Coahuila y la Ciudad de México fueron las entidades que recibieron primero las vacunas contra covid-19, basados en su compromiso y organización en el trabajo para la inoculación y el control de la pandemia.

Al cuestionar cómo fue este proceso, Bernal Gómez comentó que la aplicación de la vacuna covid-19 en Estados Unidos es libre en estos momentos. La mayoría de las personas en la frontera tienen acceso porque tienen hijos estudiando o trabajan allá.

“Hay un flujo de 5 mil gentes yendo y viniendo todos los días. Tenemos filtros sanitarios, pero es prácticamente imposible hacer esto. Si ha sido un problema. Afortunadamente nos ha ayudado la disminución del flujo migratorio por esta pandemia”.

 

Comentarios