abuso sexual

Circulan en redes testimonios de menores sobre abusos sexuales de Saúl Huerta

En todos hay un mismo patrón: los jóvenes eran conducidos a cuartos de hoteles, sin ventanas y con luces tenues. Había vino, botanas y conversaciones.
viernes, 30 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El menor que tiene al borde del desafuero al diputado federal Saúl Huerta, tras denunciarlo penalmente por el delito de abuso sexual, es uno de al menos cuatro casos que incriminan al representante popular de Morena, de 63 años.

Los testimonios de las otras presuntas víctimas circularon en las redes sociales después de que se hizo público el caso del adolescente de 15 años, originario del estado de Puebla.

En todos hay un mismo patrón: los jóvenes eran conducidos a cuartos de hoteles, sin ventanas y con luces tenues. Había vino, botanas y conversaciones. Las puertas cerradas con llave. Así era el modus operandi del legislador, quien ya fue apartado del grupo parlamentario de Morena, y la Sección Instructora abrió el proceso de desafuero en su contra.

Otra denuncia

Un joven universitario lo acusó públicamente de abuso, aunque el hecho sucedió hace dos años, cuando era estudiante. Dijo que lo invitó a una habitación del Palace Hotel de la Ciudad de México, donde celebraba sus “reuniones importantes”, y le había ofrecido asistir a las sesiones del Poder Legislativo.

Reveló que su primer acercamiento fue en 2019, cuando en su escuela les pidieron que apoyaran su campaña. Después Saúl Huerta, como candidato, le mandó mensajes por Facebook, del 16 al 27 de junio de ese año.

El 30 de junio viajaron a la Ciudad de México, fueron a la Torre de Castilla, en Polanco, donde estuvo con otros políticos, y la víctima lo esperó en otra mesa. Cuando terminó, lo invitó a sentarse con él y pidió bebidas alcohólicas.

Según el joven, la bebida tenía una droga y cuando fueron al hotel ocurrió el abuso. Él se paralizó y se resguardó en el baño. Nunca lo contó porque la culpa no lo abandonaba.

En otro video fechado el 20 de abril se ve a Saúl Huerta con el chico de aproximadamente 15 años entrando al Hotel Exe Cities de la colonia Juárez, en la Ciudad de México. El muchacho repartía volantes del entonces candidato.

De acuerdo con su testimonio, el diputado le dio un refresco y después se sintió mal. Cuando reaccionó ya le estaba “haciendo cosas” y como pudo se salió de la habitación.

El 29 de abril, María “N”, la madre del menor, informó que su hijo sufre estrés postraumático, depresión y pensamientos suicidas, por lo que debió ser internado en el Hospital Psiquiátrico Infantil “Dr. Juan N. Navarro”.

“Ahorita tiene una crisis de ansiedad. No puede respirar. Lo está atendiendo ahorita la psiquiatra. No ha comido, ya bajó mucho de peso, está todo deshidratado, está aislado, quiere dormir, dice que mejor prefiere morirse a que nos vaya a hacer algo el diputado”, contó su madre.

El menor ingresó al hospital en silla de ruedas, acompañado de sus padres, alrededor de las 14:30, informó la abogada de la familia, Cecilia Calderón.

De acuerdo con el tío abuelo de la víctima, Manuel “N”, él fue el primero en llegar al hotel de la colonia Juárez, entre la noche del 20 y las primeras horas del 21 de abril, y los policías estaban a punto de llevar al menor a la terminal de autobuses para que regresara a Puebla.

El domingo 25, el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados separó de su cargo a Huerta Corona, quien se quiso deslindar de las acusaciones en su contra, argumentando que “la mafia del poder” le había tendido una trampa, pero existen evidencias de lo contrario, dijo.

Ante los hechos, el 27 de abril la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México entregó formalmente a la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados la solicitud de declaración de procedencia (desafuero) del legislador Benjamín Saúl “N”, acusado de violación equiparada agravada y abuso sexual agravado, en perjuicio de dos menores de edad.

 

Comentarios