Redes Sociales

Tunden a candidata suplente del PAN y excomisionada del IFAI por tuit clasista y racista

María Elena Pérez Jaén, candidata suplente a diputada federal por representación proporcional, publicó un comentario contra la analista política Viri Ríos por el que después debió disculparse. Después volvió privada su cuenta en Twitter.
viernes, 9 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una publicación de María Elena Pérez-Jaén Zermeño, candidata suplente a una diputación por representación proporcional por el PAN, en contra de la analista política egresada de Harvard, Viri Ríos, fue tildada de clasista y racista, al punto que la ex comisionada del Instituto Nacional de Transparencia se tuvo que disculpar.

Un artículo publicado por Viri Ríos el 5 de abril en The New York Times sobre lo que llamó “el síndrome de Estocolmo” de las clases medidas mexicanas enamoradas de los ricos que los defienden de cualquier aumento de impuestos, aún si al hacerlo se perjudican, molestó a la excomisionada del antiguo IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información), quien escribió el 8 de abril, en Twitter:

“Desperdicio de recursos en Harvard con la colaboracionista Ríos. La Viri siempre responderá a su origen, ni los filtros que utiliza la disimulan. ‘La mona, aunque se vista de seda, mona se queda.”

Sin embargo, Pérez-Jaén Zermeño, aspirante a una curul en San Lázaro como plurinominal, es decir, sin hacer campaña política, fue muy criticada por su clasismo y racismo, al grado de que restringió el acceso a su cuenta de Twitter, no evitó que la analista política, egresada de Harvard, compartiera lo que le respondió:

“Odian la movilidad social. Odian a los morenos y a la gente que viene de abajo. Les disgusta cualquier mérito que no sea heredado o genético. Les incomoda que pensemos distinto y se los digamos viéndolos a los ojos”, indicó Viri Ríos en sus redes sociales, en la que compartió la captura de pantalla de la publicación de Pérez-Jaén Zermeño.

Pérez Jaén fue también comisionada del Instituto de Acceso a la Información del Distrito Federal del que fue destituida por una reforma a la ley de transparencia, hecho por el cual se amparó y fue restituida en el cargo por mandato de la Suprema Corte.

“Una clasista como María Elena Pérez-Jaén Zermeño no se puede disculpar de verdad. Aquí termina por hacerse la víctima y siendo todo lo que critica. Patética”, escribió un usuario de redes sociales que compartió la disculpa de la candidata plurinominal del PAN, que solo pueden ver sus contactos.

“Una disculpa a @Viri_Rios si mi tuit se entendió así. No era mi intención. Admiro la superación por el mérito. No apoyo la discriminación. Son tus provocaciones, engaños, la incoherencia y el victimismo lo que repruebo. La única diferencia entre nosotras es el origen ideológico.”

Viri Ríos respondió: “Ojo: Un equipo de PR (Relaciones Públicas) está contactando periodistas/influencers a nombre de Pérez-Jaén para decirles que la cuenta @MElenaPerezJaen (desde donde salieron los ataques racistas) es falsa. No es así. La cuenta es verdadera, pero ha sido cerrada por cobardía. Acá evidencia:

Las reacciones

El actor Gael García Bernal respondió a@Viri_Rios en señal de apoyo: “Es increíble como la ignorancia y el racismo cumplen la consigna: ‘si no gano yo, nos pudrimos todos.’ -el equipo facho.”

RacismoMX también se pronunció: “Una lástima que una ex comisionada del IFAI intente denostar a @Viri_Rios con este tuit lleno de racismo y clasismo. Es una muestra de que aún hay mucho por hacer para erradicar el racismo en México.”

“El clasismo de algunos personajes de la ultraderecha mexicana como María Elena Pérez-Jean, ex comisionada del IFAI, es repugnante. Y todavía se atreven a exhibir sus miserias en redes. En vez de opinar de política deberían revisarse internamente el por qué están tan acomplejados”, escribió el periodista Manuel Hernández Borbolla.

 

En contraste, hubo mensajes que reconocieron el mensaje de disculpa de Pérez-Jaén. "Admiro a las personas que saben reconocer y disculparse. Ojalá Viri lo hiciera también las muchas veces que ha discriminado, provocado y generalizado, pero lo dudo", escribió la académica Solange Márquez.

En tanto, el analista político José Antonio Crespo dijo: "A veces cometemos errores y a veces podemos ser malinterpretados. En ambos casos conviene aclarar y,  en su caso, ofrecer disculpas. Muchos no lo hacen. Hay que reconocer a los que sí, al margen de posiciones políticas, coincidencias o divergencias".

¿Qué escribió Viri Ríos?

El 5 de abril, en su artículo en The New York Times, titulado “Para los ricos México funciona como un paraíso de impuestos”, Viri Ríos aseguró que “muchos de la clase media mexicana creen que aumentar el cobro de impuestos puede perjudicar” cuando “en realidad, una reforma fiscal en la que los ricos paguen más les beneficiaría”.

Ofreció datos duros: alrededor del 42% de los impuestos recaudados en México provienen de los estratos medios de ingreso. “Esto se debe a que existen varios impuestos en los que las personas de clase media pagan más que los ricos (quienes ganan en promedio 189 mil pesos o más al mes).

Las clases medias pagan en promedio el 7.2% de su ingreso en IVA, mientras que la clase alta solo el 6.8%

En el caso de la seguridad social, los estratos medios no solo pagan la mayoría de las cuotas, sino que son víctimas de reducciones a sus salarios como resultado de ellas, hasta un 67% según estudios, porque los empleadores ajustan las remuneraciones a la baja para cubrirlas.

“Está claro, el sistema fiscal mexicano es profundamente injusto con la clase media. Y, sin embargo, no hay muchos intentos de esta para pedir una reforma más equitativa”, indicó y opinó que las clases medias son víctimas de una especie de síndrome de Estocolmo: “operan políticamente como si estuvieran prendadas de los sectores ricos –sus captores—y defienden que los impuestos no suban para nadie, aún si un incremento de impuestos para los más ricos podría beneficiarlos a ellos”.

Esto, añadió se debe a dos mitos: uno que el Estado mexicano despilfarra y que, por ello, no se le pueden dar más recursos hasta que aprenda a gastar bien.

“El Tren Maya y la refinería de Dos Bocas se ven como ejemplos icónicos de este despilfarro y como razones suficientes para no quererle dar más dinero al gobierno. La realidad, sin embargo, es otra. No alcanza el dinero estatal para hacer despilfarros.”

Señaló que México es un país anémico, pues recauda menos impuestos que las Bahamas, un paraíso fiscal y su gasto en salud es comparable al de África subsahariana.

Consideró que el Tren Maya y la refinería Dos Bocas cuestan aproximadamente el 1.01% del presupuesto anual del gobierno mexicano durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, dos proyectos pequeños en la escala presupuestaria y que, en realidad, el gasto más grande del gobierno mexicano, son las prestaciones y seguridad social de los trabajadores formales que se llevan aproximadamente el 23% del presupuesto.

“Decir que el Estado no debe recibir más recursos hasta que se profesionalice y gaste bien es como pedirle a ese niño desnutrido que sea un deportista de alto rendimiento sin que se le dé mejor alimentación”, añadió.

El segundo mito que señaló es que las clases medias parecen convencidas de que México recauda poco porque hay mucho trabajo informal, lo cual también es incorrecto porque el “malentendido” se explica por la definición de “informalidad”, pues se le considera “informal” a la persona que no paga seguridad social, aunque sí pague impuestos.

Consideró que una persona puede pagar el 53% de sus ingresos en impuestos y aun así ser clasificado como informal. La realidad es que los últimos datos disponibles muestran que, de un total de 52 millones de personas que trabajaron en 2015, todas pagaron al menos el 5.4% de su ingreso en IVA y, además, el 62% pagó impuestos al ingreso.

“Esos malentendidos que comparten muchas personas de clase media benefician sobre todo a los ricos: les permite seguir pagando pocos impuestos, protegidos por una clase media que hace el trabajo de rechazar cualquier intento de los políticos de aumentar los impuestos.”

Así, los ricos mexicanos pagan menos impuestos que los de Argentina, Chile, Perú, Uruguay la República Dominicana y no se debe a las tasas de impuestos, sino que hay múltiples formas de evadirlos para los ultra-ricos.

“La clase media debe dejar de aliarse con los ricos y comprender que lo que les conviene es demandarles que paguen más”, expuso.

Parte de sus comentarios los compartió el 8 de abril, en un hilo en Twitter, donde explicó por qué el pago de impuestos en México es muy injusto con la clase media y qué hacer para cambiarlo.

 “Sin embargo, la clase media, en vez de pedir un sistema justo donde los ricos paguen más, los protege. Pide que no se suban impuestos a nadie”.

 

Comentarios