Redes Sociales

Snapchat suspende aplicaciones de mensajería anónima tras el suicidio de un adolescente acosado

Yolo y LMK fueron el vehículo para hostigar a un adolescente de 16 años que se quitó la vida tras recibir insultos y contenido sexualmente explícito y perturbador.
jueves, 13 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Snap, la empresa matriz de la app Snapchat, suspendió a Yolo y LMK, dos aplicaciones que permiten a los usuarios el envío de mensajes, preguntas y respuestas anónimas, tras una demanda presentada por la madre de un adolescente que se suicidó en 2020 por sufrir ciberacoso mediante esos programas.

De acuerdo con la demanda, los desarrolladores de ambas aplicaciones no llevaron a cabo las salvaguardas adecuadas para prevenir el hostigamiento en línea.

La demanda fue presentada por Kristin Bride, madre de Carson Bride, un adolescente de 16 años de Oregon, Estados Unidos, que sufrió acoso cibernético en Yolo y LMK.

Más de la mitad de los mensajes que Carson recibió en Yolo estaban "destinados a humillarlo, a menudo con contenido sexualmente explícito y perturbador", de acuerdo con la demanda.

Después de recibir una serie de insultos particularmente personales, Carson buscó en vano cómo revelar la identidad de sus agresores. Semanas después se quitó la vida. Su última búsqueda fue "revelar el nombre de usuario de Yolo en línea".

De acuerdo con el diario Los Angeles Times, Yolo y LMK violaron la ley de protección al consumidor porque incumplieron sus propios términos de servicio y políticas al facilitar el acoso.

Yolo y LMK se habían integrado a Snapchat mediante Snap Kit, un conjunto de herramientas de la empresa destinada a desarrolladores externos.

El rotativo indicó que en cuando la familia del adolescente lo encontró muerto, también halló evidencia de que había buscado conocer la identidad de los usuarios que le mandaron mensajes anónimos con contenido sexual y menciones de incidentes ocurridos en su escuela durante meses.

“A la luz de las serias acusaciones planteadas por la demanda, y por precaución por la seguridad de la comunidad de Snapchat, estamos suspendiendo las integraciones de Snap Kit de Yolo y LMK mientras investigamos estas afirmaciones”, declaró un portavoz de Snapchat en un comunicado.

La demanda busca convertirse en una acción colectiva que represente a cerca de 92 millones de usuarios de Snapchat, Yolo y LMK en un contexto en el que las empresas de tecnología no suelen ser sancionadas a causa del llamado cyberbullying.

Esto se debe a la existencia de una norma legal, la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, la cual establece que los proveedores de servicios y plataformas de internet no son responsables del contenido que publican los usuarios.

Uno de los argumentos de la demanda es que algunas características en el diseño de estas aplicaciones son tan defectuosas que resultan peligrosas.

Este argumento ya ha sido respaldado por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, al revocar el fallo de un tribunal inferior que había desestimado un caso sobre el llamado “filtro de velocidad de Snapchat”, que calcula la velocidad a la que viaja un automovilista en tiempo real mediante mediciones de GPS.

El uso de este filtro habría provocado la muerte de dos adolescentes en 2017 en un accidente. Sus padres alegaron que el filtro de Snapchat animaba a que los jóvenes manejaran a altas velocidades.

En la nueva demanda se alegan que Yolo –cuyo nombre alude a las siglas de “you only live once”, “sólo vives una vez”– prometió cero tolerancia contra el acoso y el comportamiento abusivo, pero no cumplió al permitir que durante meses se hostigara a Carson, y al no responder a Kristin “B” cuando ella trató de contactar a las compañías para hablarles sobre el suicidio de su hijo adolescente.

Comentarios