T-MEC

EU, México y Canadá tendrán su primera reunión de la Comisión de Libre Comercio del T-MEC

Estados Unidos, México y Canadá celebrarán la primera reunión de la Comisión de Libre Comercio (CLC) del T-MEC, en el que se discutirán casos como la disputa laboral en la planta de General Motors de Silao.
viernes, 14 de mayo de 2021

WASHINGTON (apro).– La Casa Blanca anunció que Estados Unidos será sede de la primera reunión virtual, con la participación de Canadá y México, de la Comisión de Libre Comercio (CLC) bajo el nuevo acuerdo tripartita (T-MEC), el 17 y 18 de este mes de mayo.

Katherine Tai, representante comercial de la Casa Blanca y quien fungirá como anfitriona del encuentro, junto a sus contrapartes, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía de México, y Mary Ng, ministra de Pequeños Negocios y Promoción de Exportaciones de Comercio Internacional de Canadá, harán una revisión de la actualidad del T-MEC.

“Los ministros recibirán actualizaciones sobre el trabajo que ya se lleva a cabo para avanzar en materia de cooperación bajo el T-MEC y sostendrán discusiones robustas sobre temas clave en materia laboral, obligaciones medioambientales que sentarán las bases para futuros acuerdos comerciales”, informó la oficina de Tai.

Bajo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) firmado en el verano del año pasado, este mes de mayo surgieron los primeros desacuerdos y demandas relacionadas al sector laboral mexicano en discrepancia con los estándares estadunidenses.

Tai emitió esta semana un pedido al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, para usar por primera vez el mecanismo conocido como Repuesta Rápida del T-MEC, para revisar el caso de una disputa laboral en una planta de General Motors en Silao, Guanajuato.

La denuncia del gobierno de Joe Biden señala que a los trabajadores de esa planta no les permitieron ejercer el libre derecho laboral de asociación e interrumpieron las negociaciones sobre el contrato colectivo.

Días antes de esta denuncia, la asociación sindical AFLCIO, de Estados Unidos, notificó de otra demanda laboral en México en el caso de una planta fabricante de autopartes en el estado de Tamaulipas, con señalamientos similares al de la planta de General Motors en Silao.

Como acto de represalia por las denuncias laborales, el gobierno mexicano pidió al de Biden abordar las quejas de trato injusto de trabajadores mexicanos en el sector agrícola de Estados Unidos.

En paralelo, es una especia de bomba de tiempo la inconformidad de empresas energéticas estadunidenses con la reforma del sector instrumentada por el gobierno de López Obrador, al que señalan de violar los compromisos adoptados por México en el T-MEC.

Estos asuntos parecen predecir que la primera sesión de la CLC no será tan tersa como en el papel pareciera predecir la representante comercial de la Casa Blanca, respecto a las conversaciones con la secretaria de Economía de México.

“El T-MEC modernizó la relación comercial entre los tres países frente al Siglo XXI, la CLB es el primer paso hacia la materialización de todo el potencial del acuerdo y para construir una exclusiva política de comercio en América del Norte que amplíe sólidamente el crecimiento equitativo, impulse la innovación, proteja el medio ambiente que compartimos y ayuda a todas las personas”, concluyó Tai en un comunicado de prensa.

Comentarios