Nacional

Pandemia ha agravado pobreza alimentaria y violencia intrafamiliar en menores: Unicef

La Unicef alertó que a raíz de la pandemia de covid-19 la pobreza alimentaria, violencia intrafamiliar, afectaciones a la salud mental y el flujo constante de menores migrantes son las principales afectaciones para la infancia en México.
miércoles, 19 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pobreza alimentaria, violencia intrafamiliar, afectaciones a la salud mental y flujo constante de menores migrantes con necesidades de ayuda forman parte del panorama que ha dejado la pandemia de covid-19 para la infancia en México, alertó la representación en el país del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en su informe anual.

El documento de 84 páginas hace un recuento de la situación de la infancia en el país, así como de los aportes de UNICEF en colaboración con diversas autoridades para atender efectos negativos durante la pandemia.

“Al inicio de la pandemia, se pensaba que los niños y niñas se verían menos afectados que los adultos; no obstante, más allá de los efectos en su salud, la covid-19 ha afectado, sigue afectando y afectará sus vidas muy seriamente”, advirtió Christian Skoog, representante de UNICEF en México.

Entre los hallazgos, UNICEF resaltó que durante el primer año de pandemia “una de las afectaciones más graves fue en los ingresos familiares que llevó a que uno de cada tres hogares con niños experimentase inseguridad alimentaria moderada o severa; es decir carencia de alimentos o situación de hambre”.

El organismo de la ONU resaltó que el confinamiento por la pandemia encendió focos de alerta por la violencia contra los menores dentro del seno familiar, que ya afectaba a “más de la mitad de los 38.2 millones de niños, niñas y adolescentes en el país (que) habían experimentado disciplina violenta en el hogar”, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en 2018.

Por “el aumento del estrés derivado de la situación que vivieron muchas familias durante el confinamiento “, durante el primer semestre de 2020 las llamadas al 911 por incidentes violentos se incrementaron 45.8%, en comparación con el mismo periodo de 2019, alertó UNICEF.

En su informe el organismo consideró el incontenible flujo migratorio, y que el año pasado significó la detención por autoridades mexicanas de 11 mil 514 niñas, niños y adolescentes, principalmente centroamericanos, en tanto que 12 mil 549 menores mexicanos fueron deportados desde Estados Unidos.

Para aminorar los efectos de la pandemia en la niñez mexicana, en su reporte anual UNICEF informó que instrumentó la campaña “Alimentos saludables para cada niño”, colaboró con el Sistema Nacional DIF y el sector privado, para distribuir despensas o tarjetas para la adquisición de las mismas para 37 mil familias en Baja California, Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo y Tabasco.

En materia educativa, el organismo internacional colaboró con la Secretaría de Educación Pública “en el fortalecimiento del programa y diseño de un plan de recuperación de aprendizajes, y apoyó a nivel técnico y emocional a cerca de 35 mil docentes, fortaleciendo sus capacidades frente a la enseñanza virtual”.

De acuerdo al informe, UNICEF “desarrollo una plataforma digital para mapear el regreso a las aulas de las 233 mil 163 escuelas de educación básica del país, y la estrategia ‘Salud en tus manos’ que alcanzará a 845 mil docentes y más de 20 millones de estudiantes cuando reabran las escuelas”.

Para atender el problema de la violencia contra los menores en sus hogares, “UNICEF contribuyó en el fortalecimiento de capacidades del personal del 911 y de la Procuraduría Federal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y las 31 procuradurías estatales”, además de que, junto con el gobierno y el sector hotelero, “estableció una rede de alojamientos seguros para mujeres y sus hijos que sufrieron violencia durante la pandemia”.

Para atender a la niñez migrante, las oficinas de UNICEF en Tapachula y Tijuana, apoyaron con capacitación a autoridades migratorias; distribuyeron insumos de limpieza e higiene personal, que beneficiaron a 7 mil personas y dieron apoyo psicoemocional a 3 mil niñas, niños y adolescentes migrantes, “bajo una modalidad virtual”.

La representación de UNICEF en México informó que durante 2020 recibió más de 305.55 millones de pesos, de esos recursos, 74% provinieron de socios UNICEF donantes individuales, empresarios y fundaciones, en tanto que 26% restante de donaciones de gobiernos extranjeros y fondos de la sede de UNICEF.

En su informe anual el organismo resaltó que 28% de los fondos fueron usados para “responder a la emergencia sanitaria resultado de la covid-19 y a otras situaciones que afectaron a la niñez en el país”, en tanto que el 31% se dirigió a la protección a la infancia y adolescencia; 10% a la promoción de una buena alimentación y nutrición, y 16% se dirigió a acciones para garantizar el acceso a una educación de calidad.

“México atraviesa un momento que requiere de soluciones creativas, y lo que hagamos o dejemos de hacer hoy definirá el futuro de toda una generación”, alertó el representante de UNICEF, Christian Skoog.

Comentarios