Violencia de género

Youtuber acusa al conferencista Ricardo Ponce de encabezar una presunta secta sexual

La influencer Maire Wink publicó un video en el que denuncia al "creador de la autosanación" de abusar sexualmente de quienes asisten a sus retiros.
lunes, 31 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En sus redes sociales, la youtuber Maire Wink invitó a usar los hashtags #MeTooRicardoPonce y #RicardoPonceAbusador, para denunciar a quienes hayan sido víctimas de Ricardo Ponce, supuesto “sanador” que vende retiros para abusar sexualmente de algunas asistentes y lo acusó de haber creado una secta sexual.

“La secta sexual de @RICARDOPONCE82 Si tienes una historia con este señor usa #MetooRicardoPonce””, escribió la influencer y compartió un video que se volvió tendencia en redes sociales, donde la youtuber recibió decenas de muestras de apoyo.

En más de 50 minutos, en su cuenta de Instagram este domingo 29 de mayo, Maire Wink sentenció: “Caí en lo que yo creo es un culto sexual disfrazado de ‘sanación’”, por parte de Ponce.

Narró que fue invitada en febrero pasado por quien presume ser el “creador de la autosanación” a un “retiro” realizado en Bacalar, Quintana Roo. Los cursos cuestan 55 mil pesos en entrada general y 71 mil pesos para VIP; tiene asistentes y masajistas “superguapas” y de “diferentes nacionalidades”.

Contó que al conocerlo éste le empezó a coquetear inmediatamente. “Me da un beso, me empieza a llevar a lo que yo pensé era una habitación, pero luego vi que eran unas oficinas y ahí se bajó los pantalones, se sentó en una silla y me dijo: ‘chúpamela’. Yo estaba un poco en shock. En resumen, no hubo más que el sexo más burdo de mi historia, donde Ricardo no llevaba su celular y decía: ‘deberíamos grabar esto’,  y yo no lo hubiera permitido, pero pensé: ‘¿este es el hombre que vende webinars sobre energía sexual? ¿esto pasa cuando corres del amor?”, inquirió.

Dijo que ahora entiende que fue manipulada, que no supo decir “no” y que se hace responsable totalmente de ello. Expuso que la historia hubiera terminado ahí si solo hubiera sido con ella, pero no. En ese contexto destacó que conoció a otras chicas que le contaron historias similares y dieron su testimonio con imágenes y voces distorsionadas.

Las reacciones en redes

Dos días antes, Ponce ofreció un curso de autosanación en línea en sus redes sociales: “¿Ya estás listo para dejar de atraer al mismo tipo de persona?”, dice antes de ofrecer su teléfono para chatear.

Y le respondieron: la cuenta Colectiva de Profesoras Feministas Impruuv le escribió: “¡Exigimos cárcel para ti” y “Violadoooooor”. Otra usuaria le comentó: “Para cuando el webinar ¿Atraigo la cárcel que merezco?”

“Estoy en shock, empecé a escucharlo y seguirlo por ti. Me estaba enganchando tanto que estaba por pagar sus cursos. Gracias por este testimonio, es muy valiente y así como yo, salvarás a muchas chicas de caer en sus redes. Gracias @marie_wink”, indicó la usuaria Mayra.

“Totalmente cierto. Yo lo seguía desde hace un año y estaba por asistir a su gran evento (el retiro sexual) y gracias a la valentía de @maire_wink, eso no pasará y sé que más mujeres como yo y como tú despertarán #RicardoPonceAbusador”.

¿Quién es Maire Wink?

Es una youtuber mexicana que hace tutoriales sobre manualidades y de cocina, y su éxito se basa en que ninguna de las dos cosas le salen bien. Se autodenomina “la diosa del no fracaso”. Tiene casi 400 mil seguidores en Twitter, más de 800 mil en Instagram y más de medio millón se suscriptores en Youtube.

¿Quién es Ricardo Ponce?

Según su página personal, es “guía de autoconocimiento experto en liberación emocional que ha apoyado a miles de personas a romper patrones mentales y por ende obtener su autosanación”. Tiene dos podcasts: “Radio Ananda” y “Vibrar es Crear”. Da talleres de “autosanación” y de “energía sexual”.

Nació y creció en Cancún, Quintana Roo. Estudio una carrera universitaria. Se dice criado en el cristianismo y que formó dos empresas cuando era más joven, según su cuenta de Facebook.

Sin negar las acusaciones en su contra, en su cuenta publicó un texto en el que dice “si no me he pronunciado hasta ahora es porque saldrés a comunicarlo con hechos y no con especulaciones”.

“Lo que más me da coraje es que ambos, Ricardo Ponce y Memo Aponte, siguen publicando su contenido normal, retiros en Bacalar y Cosplay Cringe, como si no tuvieran acusaciones de trata y acoso sexual a menores. Impunes e Intocables”, indicó un usuario y otra preguntó “¿por qué esas cuentas siguen activas?”.

“Les presento a la versión moderna de Servio Andrade. Se llama Ricardo Ponce @RicardoPonce82, es youtuber e imparte cursos de coaching enfocados en sexualidad que en realidad son para encubrir su red de trata y una secta sexual”, escribió Cultivo de Ira.

 

Comentarios