Metro

Elemento de la Guardia Nacional perdió la vida al desplomarse el Metro

Mandos medios de la Guardia Nacional acudieron a brindarle apoyo para la entrega del cuerpo y hacer todos los trámites legales que le permitan ser beneficiaria de los apoyos institucionales.
martes, 4 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un elemento de la Guardia Nacional que regresaba a su casa es una de las 24 personas que murieron tras el desplome de una trabe de la Línea 12 del Metro y la caída de dos vagones del tren, a la altura de la estación Olivos.

Su esposa, quien solicitó la reserva de su identidad, acudió a la Fiscalía de Investigación Territorial Iztapalapa 6 para la identificación del agente fallecido.

Mandos medios de la Guardia Nacional acudieron a brindarle apoyo para la entrega del cuerpo y hacer todos los trámites legales que le permitan ser beneficiaria de los apoyos institucionales que esa corporación de seguridad --dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana-- brinda a los elementos que mueren en cumplimiento de sus funciones.

En la Fiscalía Iztapalapa 6 se colocaron los cuerpos de al menos 19 víctimas del accidente, por lo que en ese lugar se concentró una célula del gobierno capitalino para atender a familiares.

Dirigidos por Tonatiuh Ávila, un representante de la Subsecretaría de Gobierno, trabajadores del Registro Civil y de la Secretaría de Gobierno brindaban atención a las decenas de familiares que se resguardaban en una carpa que fue colocada en el lugar por las autoridades de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

En el sitio también se hicieron presentes representantes de las funerarias García López y Olimpia, quienes se comprometían a apoyar con cremaciones, entierros y trámites funerarios gratuitos a las familias de los fallecidos, gracias a convenios de colaboración que firmaron con la Secretaría de Gobierno, la Fiscalía capitalina y el Centro de Monitoreo C-5, dependiente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Tampoco faltaron los despachos de abogados que vieron la oportunidad de lucro, como la asociación civil Lurek, que prometía a las familias de los fallecidos apoyar con gastos funerarios y demandas por indemnización, a cambio de únicamente gastos de recuperación por un monto de 100 mil pesos, derivado de los funerales, y 30 mil adicionales por gastos de representación.

A pesar de que había representantes del gobierno central, faltaba información entre los afectados, que los hacía propensos a buscar ayuda externa, pero con el cobro de dichas comisiones.

Madre con discapacidad pierde a su hijo

Familiares de José Juan Galindo Soto, otra de las víctimas del grave accidente ocurrido en la Línea 12 del Metro, explicaron que el adulto de 36 años falleció cuando regresaba de una consulta médica.

A diferencia de la mayoría de las víctimas, José Juan no viajaba en el Metro: circulaba sobre avenida Tláhuac a las 10:22, cuando se desplomó la trabe, y murió prensado dentro su automóvil.

Para que a los familiares les entregaran el cuerpo pasaron más de 10 horas, y aun cuando recibieron apoyo para el traslado y el funeral, entre ellos reinaba la incertidumbre, ya que la mamá de Galindo Soto perdió las extremidades por enfermedad y dependía económicamente de su hijo.

Por lo anterior, buscaban la forma de tener acceso a una indemnización, pero no saben si el gobierno capitalino está dispuesto a pagarla, o si dará una pensión alimenticia para la madre del fallecido.

En este marco, la familia exigió a la Fiscalía capitalina que se haga justicia y no haya impunidad, pero reconoció que ese camino significa "mucho batallar y tocar muchas puertas para que se haga justicia”, ya que la responsabilidad de brindar mantenimiento a la Línea 12 del Metro era del gobierno de la Ciudad de México.

Enviados del restaurante "Los Chaneques", que se encuentra en Iztapalapa, montaron unas mesas de servicio para regalar galletas, café, agua y té a las familias, para hacer un poco más llevadera la larga espera de hombres y mujeres, quienes entre lágrimas y cansancio contestaban preguntas de los periodistas.

 

Comentarios