Cártel de Sinaloa

Reportan la muerte de Águeda, hermana mayor de "El Mayo" Zambada

Según la información difundida por Ríodoce, el pasado lunes 31 de mayo llegó a la funeraria San Martín Montebello una corona gigante con el siguiente mensaje: “De tu hermano Ismael Zambada”.
martes, 1 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La tarde del pasado domingo falleció Águeda Zambada García, hermana mayor del narcotraficante Ismael “El Mayo” Zambada, líder histórico del cártel de Sinaloa.

Según la información difundida por Ríodoce, el pasado lunes 31 de mayo llegó a la funeraria San Martín Montebello una corona gigante con el siguiente mensaje: “De tu hermano Ismael Zambada”.

Águeda falleció la tarde del domingo 30, y desde la medianoche fue velada en la funeraria San Martín Montebello, ubicada en Culiacán y al día siguiente se celebró una misa de cuerpo presente.

Ríodoce, recuerda en su nota que, en octubre de 2010, Águeda, una de sus hijas y una nieta menor de edad, fueron privadas de su libertad cuando salían del aeropuerto de Tijuana.

Veinte días después las tres mujeres fueron liberadas por elementos del Ejército después de un tiroteo de más de dos horas en el fraccionamiento Real del Monte, en la delegación La Mesa.

En el enfrentamiento murió uno de los plagiarios y dos más quedaron detenidos, quienes fueron identificados como sicarios de los hermanos Arellano Félix, sinaloenses quienes operan en la ciudad de Tijuana, Baja California.

Durante el cautiverio los sicarios difundieron un video en que el interrogan a la hija de Águeda y ella pide a su tío que interceda por ellas.

Días después de la liberación, en Culiacán aparecieron mantas con mensajes frente al hospital del ISSSTE, Plaza Fiesta y en La Lomita con mensajes dirigidos a “El Mayo” y “El Chapo” presuntamente firmadas por Ramón Arellano “desde el infierno”, quién fue asesinado en Mazatlán en 2002.

Los mensajes hacían referencia a la liberación de las tres mujeres y aseguraban que no quisieron matarlas, pero advertían que ya estaban en Culiacán para matar a sus familias si no entregaban a una persona, señala el semanario sinaloense.

Comentarios