Iglesia

Parolin vendría a México a "apretarle las tuercas" a jerarcas de la Iglesia por su injerencia en comicios: Masferrer

"Después del Papa Francisco, el cardenal Parolin es el hombre más poderoso del Vaticano. Su viaje a México puede ser que se deba, en buena medida, a la injerencia del sector conservador de la jerarquía católica en las pasadas elecciones", apunta el analista de temas religiosos.
miércoles, 16 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su visita a México, que inicia este jueves 17 y concluye el próximo lunes 21, es muy probable que el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, aborde el candente tema de la injerencia del alto clero mexicano en las elecciones del pasado domingo 6, de acuerdo con el analista en temas religiosos Elio Masferrer Kan.

“Después del Papa Francisco, el cardenal Parolin es el hombre más poderoso del Vaticano. Su viaje a México puede ser que se deba, en buena medida, a la injerencia del sector conservador de la jerarquía católica en las pasadas elecciones”, apunta.

El investigador no descarta que este asunto se aborde durante el desayuno que tendrán --el próximo lunes 21-- Parolin y el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional.

De esta manera, la Santa Sede y el gobierno de la Cuarta Transformación buscarán limar las asperezas provocadas por las fuertes impugnaciones de algunos miembros del alto clero mexicano, quienes llamaron a votar contra Morena y descalificaron al gobierno de López Obrador.

Tales llamados fueron hechos a través de mensajes en video --puestos a circular en redes sociales pocos días antes de la elección-- por el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara; el obispo de Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo; y el rector de la Universidad Pontificia de México, el sacerdote Mario Ángel Flores, entre otros miembros del clero.

Este proselitismo electoral provocó que la Secretaría de Gobernación, a través de dos comunicados emitidos durante el proceso electoral, pidiera a la Iglesia respetar el Estado laico, recordándole que la Constitución mexicana prohíbe a los ministros de culto inclinarse a favor o en contra de algún partido político o candidato.

La petición fue desoída por la jerarquía. Y ahora será el secretario de Estado quien venga a “apretarle las tuercas” a estos jerarcas que cayeron en desacato, considera Masferrer.

También es muy probable –abunda-- que Parolin aborde otros delicados temas que están en la agenda bilateral México-Santa Sede, como la petición de López Obrador para que la Iglesia pida perdón por los abusos cometidos durante la conquista, o que quite la excomunión a los héroes de la Independencia Miguel Hidalgo y José María Morelos y Pavón, dos miembros del clero que participaron en esa lucha armada.

“La jerarquía católica ha intervenido a lo largo de la historia de México. Estuvo, por ejemplo, detrás de la intervención francesa, durante la época juarista. Lo mismo detrás de los fusilamientos de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, ya en la Revolución mexicana”, añade el investigador.

Otros temas que probablemente tratará el secretario de Estado –agrega Masferrer— tienen que ver con las finanzas de las asociaciones religiosas que actualmente investiga la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, y también la cooperación en materia de seguridad entre el gobierno mexicano y la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Siendo todavía candidato electo, a fines de 2018, el propio López Obrador pidió el apoyo del episcopado en este tema, ya que la Iglesia tiene experiencia e infraestructura en atención a víctimas de la violencia y reconstrucción del tejido social. Sin embargo, esa colaboración aún no se concreta.

“Parolin quizá retome este tema de la colaboración para combatir la violencia en México, que además le interesa mucho al Papa Francisco”, sostiene Masferrer.

Y añade: “Incluso no descarto que tras la visita del secretario de Estado se vaya a organizar una nueva visita del Papa Francisco a México, pero ahora en este periodo de López Obrador. Me parece probable”.

La nunciatura apostólica señaló que Parolin viene a México con el objetivo principal de presidir, el próximo sábado 19, la ordenación episcopal del sacerdote yucateco Fermín Sos Rodríguez, nombrado nuncio apostólico en Papúa Nueva Guinea.

Y, de paso, Parolin celebrará una misa en la Basílica de Guadalupe, el domingo 20, y lun día después tendrá ese desayuno con López Obrador.

“No creo que el segundo hombre más importante del Vaticano se tome la molestia de hacer un largo viaje trasatlántico sólo para participar en una ceremonia dedicada a un sacerdote yucateco. ¡No! Eso no es creíble. El secretario de Estado viene a tratar asuntos importantes con el gobierno mexicano”, concluye Masferrer.

 

Comentarios