Manuel Bartlett

AMLO ignora si EU interrogará a Bartlett por asesinato de Camarena; critica a Proceso por revelarlo

El mandatario consideró que sus adversarios cada vez que pueden “se le lanzan” contra el director de la CFE, “si no es por eso (caso Camarena), es por lo del 88 (la caída del sistema durante la elección presidencial) son los dos temas”, dijo, y pidió presentar pruebas de que EU investiga a Bartlett.
jueves, 17 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no tiene información sobre la intención del gobierno de Estados Unidos de interrogar al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz por el caso del secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA, Enrique "Kiki" Camarena, pero si existen elementos, dijo, “adelante porque no puede haber impunidad”.

“No tengo yo información sobre eso e independientemente de la responsabilidad o no que pueda tener el licenciado Bartlett, lo que es evidente, público y notorio es que se trata de campañas de descrédito de la revista Proceso y de la mayoría de los medios porque el licenciado Bartlett ahora es el encargado de la industria eléctrica y está enfrentando a grupos de intereses creados”, expresó el mandatario en la conferencia mañanera.

Al respecto, el titular del Ejecutivo federal consideró que sus adversarios cada vez que pueden “se le lanzan” contra el director de la CFE, “si no es por eso (caso Camarena), es por lo del 88 (la caída del sistema durante la elección presidencial) son los dos temas”, indicó.

Enseguida, pidió que se presenten pruebas de que el gobierno de Estados Unidos está investigando a Barteltt Díaz.

En la edición 2325 de Proceso se informó que de acuerdo con fragmentos de un expediente oficial del caso de Enrique Camarena –agente de la DEA secuestrado, torturado y asesinado en febrero de 1985– recogen lo dicho por testigos protegidos que señalan a Manuel Bartlett Díaz, secretario de Gobernación en aquel momento y actual director de la CFE, como participante en reuniones con narcos antes y después de que dicho crimen se llevara a cabo. Debido a que ese caso sigue abierto, si Bartlett viaja a Estados Unidos podría ser detenido y sometido a un interrogatorio, coinciden funcionarios del Departamento de Justicia de ese país.

Al respecto, el presidente López Obrador señaló que no tiene información sobre el hecho y tampoco la Fiscalía General de la República (FGR) y consideró que este tema se utiliza para afectar a su gobierno.

“Cada vez que lo consideran necesario sacan el expediente y no solo eso para afectar al licenciado (Manuel) Bartlett, si no para afectarnos a nosotros tiene que ver con el descrédito a nuestro proyecto, es parte de la campaña de desinformación de ataques por el proceso de transformación”, refirió el mandatario y remató:

“Si hay pruebas que se proceda, pero no se puede linchar políticamente, yo saco aquí a (Héctor) Aguilar Camín o a Enrique Krauze, pero presento pruebas y los voy a seguir sacando”, advirtió el mandatario. 

Luego, consideró que “no es un problema de odios o ningún asunto personal”, sino la defensa de un proyecto.

“Nosotros tenemos que defender nuestro proyecto frente a los embates del conservadurismo en México que se está agrupando y como siempre actúa como una reacción, es un grupo reaccionario, entonces tenemos el derecho de réplica en el debate, eso sí con pruebas”, señaló el presidente Obrador.

Enseguida, respondió a Proceso de la siguiente forma:

“Entonces si Proceso tiene pruebas, pero no los expedientes, declaraciones, sino, si tiene información de que la DEA, la CIA el FBI, de si el gobierno de Estados Unidos está solicitando a México que se investigue al licenciado (Manuel) Bartlett, que presente las pruebas, pero que no se haga un periodismo sensacionalista, amarillista sin ética, sin apego a la vedad, eso es todo”, respondió. 

Luego, consideró que también, “aunque no se tengan las pruebas”, existe el derecho de la libre manifestación de ideas y aseguró que su gobierno no ejerce la censura, aunque se calumnie y se aplique la máxima de que la calumnia cuando no mancha tizna, “no le hace, es mejor la libertad que la censura”.

“Entonces que todo mundo se exprese, la única cosa es que nos dejen también a nosotros que podamos ejercer nuestro derecho de réplica porque antes a los gobernantes no los tocaban porque no se podía tocar al intocable, sino a los opositores, nos tundían y no podíamos replicar, estaba todo cerrado”, reprochó el mandatario. 

Dijo que esa etapa no se debe olvidar y aseguró que ahora existe libertad completa, “prohibido prohibir”, expresó y apeló a la ética y el respeto para hacer un buen periodismo.

“Las pruebas, los argumentos, no a la calumnia, no a la difamación, pero eso es decisión de cada quien porque debe de tenerse en cuenta que ya los ciudadanos están muy despiertos muy consientes y saben discernir, saben ver qué es cierto y que no es cierto, por eso hay crisis en los periódicos”, aseguró.

No obstante, el presidente López Obrador dijo que si existen elementos en contra de Manuel Bartlett Díaz, que se proceda legalmente porque su gobierno no va a proteger a nadie.

“No puede haber impunidad, pero también que se vaya aclarando de que, a veces hay cuestionamientos que no tienen sustento, que no tiene fundamento, es mucha carga ideológica política, sin argumentos, pero también no está mal ni está prohibido, ahora sí que como diría el filósofo del pueblo, no está bien pero tampoco está mal”, concluyó.

Comentarios